miércoles, 6 de noviembre de 2013

La Violación causa Guerra. Génesis 34


AUDIO.
Cuando escuchamos la palabra violación inmediatamente se nos viene a la cabeza un hombre que abuso sexualmente de una mujer. Pero esto es tan solo una de las formas en las que podemos violar.
Violación refiere a la acción y resultado de violar. En tanto, la violación puede consistir en la infracción de una ley o precepto, el abuso sexual de una persona contra su voluntad, la revelación de secretos o la profanación de algún lugar sagrado.
La violación en cualquiera de sus manifestaciones es lo que origina los conflictos causantes de las guerras entre los hombres.
Dina la hija de Jacob tuvo que vivir una experiencia muy desagradable fue objeto de una violación sexual. V 2 “Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró.
Este hecho produjo ira en sus hermanos que la amaban. V 7 “Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel acostándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho.
Aunque el agresor se arrepintió y quiso arreglar lo dañado, ya lo que hiso causo heridas, el corazón de los hermanos de dina estaba  lleno de odio. V 13 “Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había amancillado a Dina su hermana
Nosotros tal vez no hemos violado sexualmente a nadie pero muchas veces hemos violado la confianza de las personas que nos aman, los hemos traicionado causándoles mucho daño en su corazón.
La violación cualquiera que sea produce sentimientos de venganza que es la que ocasiona la guerra entre las personas. V 25 “Pero sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, dos de los hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón.
La venganza causa más venganza. V 30 “” nunca pienses en vengarte con tus propios medios si has confiado en Jesucristo deja que el se encargue de pelear por ti. Romanos 12: 19 “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor
Los seres humanos siempre nos estamos quejando de las guerras, de la violencia que hay en el mundo pero no nos damos cuenta que esas guerras tienen su origen en el interior de los hogares, la sociedad no es más que el reflejo de lo que son las familias, familias estables sociedad estable, familias descompuestas sociedad descompuesta.
En el hogar es donde constantemente estamos violando el derecho de los demás, los padres abusan de sus hijos, los hijos no respetan la autoridad de sus padres, entre hermanos no respetamos los espacios de los demás, como esposos estamos constantemente invadiendo el espacio que le pertenece a nuestra pareja.
Los seres humanos nos unimos para compartir no para controlar. Toda pareja tiene un Yo, un Tu y un nosotros. Cuando violamos estos espacios es que comienzan los conflictos.





Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de Jesucristo: contactanos