domingo, 12 de julio de 2020

1 Samuel 19. El Arte de Proteger.

Él adiestra mis manos 6 noviembreEn la guerra y en algunos juegos como el futbol solo hay dos formas para ganar la batalla; Atacando o Protegiéndose. 
Protegerse no es esconderse, proteger no es sobre proteger. 
Jehová de los ejércitos por ser un guerrero sabe muy bien el arte del proteger, en este capítulo Jehová protege a David de dos formas.  
1.Utiliza a otras personas, en este caso a Jonatan.   
V 1-2,11 “Habló Saúl a Jonatán su hijo, y a todos sus siervos, para que matasen a David; pero Jonatán hijo de Saúl amaba a David en gran manera, y dio aviso a David, diciendo: Saúl mi padre procura matarte; por tanto cuídate hasta la mañana, y estate en lugar oculto y escóndete., Saúl envió luego mensajeros a casa de David para que lo vigilasen, y lo matasen a la mañana. Mas Mical su mujer avisó a David, diciendo: Si no salvas tu vida esta noche, mañana serás muerto. 
2. También lo hace de manera sobrenatural cambiando la forma de ser de sus enemigos. V 20-24 “Entonces Saúl envió mensajeros para que trajeran a David, los cuales vieron una compañía de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba allí y los presidía. Y vino el Espíritu de Dios sobre los mensajeros de Saúl, y ellos también profetizaron. Cuando lo supo Saúl, envió otros mensajeros, los cuales también profetizaron. Y Saúl volvio a enviar mensajeros por tercera vez, y ellos también profetizaron…… 
También hay otras formas muy Eficaces pata Proteger. 
1. Entrenando. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;” la mejor forma de cuidar a nuestros hijos no es ocultándolos del mundo en una burbuja de cristal porque ellos tarde o temprano tendrán que salir. La mejor forma de cuidarlos o protegerlos es enseñándoles a defenderse. 
2. Exigiendo. Nadie puede conseguir lo mejor si no se exige. Esforzarse es dar más de lo que decimos poder. Josué 1: 9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”  El exigirles nos hace no sobreprotegerlos. Jehová nos protege no nos sobreprotege. La sobreprotección inutiliza a las personas.  
3. Proveyéndoles de los medios suficientes para Lograr el Éxito. Efesios 4: 8 “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.” Jesucristo nos exige resultados porque él nos da lo necesario para conseguirlo.  
4. Estimulándolos a surgir. Jueces 6: 12 “Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente.” A través de la palabra sabemos que Gedeón era un hombre cobarde más sin embargo el ángel lo estimula diciéndole que es un valiente.  
Frases de estímulo: tú puedes,  eres inteligente, eres un campeón, un poco más y lo consigues. Etc. Nunca debemos utilizar palabras como: eres un inútil, no sirves. Etc.  
5. Estando con ellos en sus momentos especiales. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” los momentos especiales para una persona no solo son aquellos donde todo le sale bien, un momento difícil también puedes ser un momento especial.  
6. Corrigiendo. Proverbios 29: 17 “Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma.”  
6.1. Es necesario dejar muy en claro que sucede si hacen lo que no deben hacer. Y que sucede si hacen lo que les corresponde hacer. Deuteronomio 28: 1-2, 15-16 “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo, Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo. 
6.2. Debemos entender los hijos y los Padres que el problema no es la persona el problema es el mal comportamiento. Jeremías 30: 11 “Porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí; pero a ti no te destruiré, sino que te castigaré con justicia; de ninguna manera te dejaré sin castigo.”  
7. Teniendo una Buena comunicación. Efesios 6: 18 “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;”  
7.1. Con Gestos. Una sonrisa, un gesto de alegría o de agradecimiento pueden ayudarnos a mantener una buena relación. 
7.2. Tener Tiempo. No se puede tener una buena conversación cuando se está con afán. 
8. Teniendo una Buena Actitud. Efesios 4: 31 “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.” con nuestra actitud podemos proteger o destruir. La forma como hacemos sentir a los demás determina su forma de ser. 
El proteger a alguien y en especial a nuestros hijos no es sobreprotegiéndolos esto solo los convierte en inútiles, entrénalos para ser unos vencedores esto es la mejor forma de protegerlos.  
   

sábado, 11 de julio de 2020

1 Samuel 18. El Mal de la Envidia

POR QUÉ ENVIDIAS A UN IMPÍO?La envidia es una emoción muy destructiva, ha existido toda una vida, por eso es un sentimiento muy común, todos podemos sentir envidia algunas veces, otros con mucho mayor grado. 
El Rey David a pesar de ser conforme al corazón de Jehová reconoce que en algún momento de su vida casi cae, casi fracasa en lo que hacía. Salmos 73: 2 “En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos” el motivo de casi caer la envidia. V 3 “Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos 
Esta emoción no es nada bueno porque solo traen tristezas en el corazón y el envidioso puede que se aislé, o tenga problemas para relacionarse con la gente. La envidia se produce como consecuencia, que la persona desea lo que no tiene y se trata de compararse con los demás. 
Porque se Origina la Envidia. 
1. Cuando nos disgustamos por la prosperidad de los Demas. V 8 a “Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo.” a Saúl le costaba reconocer lo que David hacía en las batallas. V 6-7 “Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles,  Y David a sus diez miles.” a muchos de nosotros nos gusta que los elogios solo sean para nosotros. 
  • 1.1. Las personas envidiosas crecen con sentimientos de frustración y vació interior. Lo peor de todo que no podrán alcanzar la felicidad porque tendrán problemas con las personas que le rodea ya que la envidia lo contamina y lo destruye todo. 
2. Miedo de Perder lo que tenemos. V 8 b “: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino” Saúl sabía que iba perder el reino, pero solo le importo cuando se dio cuenta que David se lo podía quitar. Muchos de nosotros no valoramos las oportunidades que Dios nos brinda hasta que vemos que otros las quieren aprovechar.  
  • 2.1. Las personas incapaces de hacer bien lo que tienen que hacer por lo general se enojan cuando otros hacen bien las cosas que tienen que hacer. 
Como Controlar la Envidia. 
1. No trates de imitar a los demás. Piensa en que todos somos diferentes y así como a otros les va bien en alguna cosa a ti también te va bien en otra.  
2. Cuida lo que Tienes. Cuidar no es sobreproteger, hostigar, encarcelar o ahogar.  La mejor forma de cuidar a los demás es tratando siempre de mejorar lo que somos.  
3. piensa que a ti te eligieron tal como eres. Preocúpate por no cambiar o por mejorar lo que eres. Si tu estas seguro de lo que eres o de lo que haces no tienes por qué sentir envidia de los demás. 
Consecuencias de la Envidia.  
1. Enemistad con los demás. V 9 “Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David.” es difícil y hasta imposible tener buena convivencia con los demás si se vive inseguro y lleno de miedos. 
2. Causamos Daño a los que decimos Amar. V 11 “Y arrojó Saúl la lanza, diciendo: Enclavaré a David a la pared. Pero David lo evadió dos veces.” una persona envidiosa no es consciente de sus malos actos. 
3. Dejamos de cumplir con nuestras obligaciones. Los demás hacen lo que nos corresponde a nosotros cuando nosotros dejamos de cumplir. V 16 “Mas todo Israel y Judá amaba a David, porque él salía y entraba delante de ellos.”  
4. Actuamos solo con maldad, convirtiendo nuestra vida en un Desastre. V 19-20 “Y llegado el tiempo en que Merab hija de Saúl se había de dar a David, fue dada por mujer a Adriel meholatita. Pero Mical la otra hija de Saúl amaba a David; y fue dicho a Saúl, y le pareció bien a sus ojos.” nuestros deseos son como un bumerang, todo lo malo o lo bueno que deseamos a los demás terminan regresando a nosotros. 
La Envidia no es más que un sentimiento de inseguridad frente a las habilidades de otras personas. Las personas envidiosas dejan de luchar y hacer lo que tienen que hacer por estar pendiente de lo que hacen los demás, todos tenemos dones y talentos, no necesitamos desear lo de los demás, tú y yo somos importantes y muy valiosos por lo que Dios nos ha Dado.