jueves, 31 de mayo de 2018

¿Estás Listo para Recibir? Eclesiastés 5.






Resultado de imagen para de lo recibido de tu mano te damosLa gran mayoría de los seres humanos siempre queremos más de lo que tenemos, de hecho yo creo que una de las más populares peticiones que Jesucristo recibe todos los días y a cada instante es que nos dé, nos dé y nos siga Dando.
A los seres humanos nos encanta recibir en lugar de dar, la palabra de Dios dice que deberíamos ser felices al dar pero la verdad es que a nosotros más nos gusta Recibir. Hechos 20: 35 “En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir

Aunque a los seres humanos nos encanta siempre estar recibiendo la verdad es que muchos no estamos listos para recibir.
Lo que anhelamos recibir no necesariamente es dinero, queremos recibir reconocimiento, asenso en nuestro trabajo, Reconocimiento en nuestro colegio o en la sociedad.
Como saber si estamos listos para Recibir.
1. Debo entender que a medida que se aumenta lo que tengo también se aumenta nuestras responsabilidades. Eclesiastés 5: 11 “Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus ojos? Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus ojos?
·         1.1. Si Compras un vehículo Fino  debes pensar que los repuestos, los impuestos y todo su mantenimiento también sube. ¿si tienes como cubrir esos gastos?
·         1.2. Si Cambias a otra casa de mejor estrato los gastos y los impuestos también suben, estás preparado para eso.
·         Si quieres liderazgo o cargos de prominencia debes entender que también más se te exigirá. Lucas 12: 48 “Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.
Esto no significa que no deba anhelar mejores cosas, esto quiere decir que las mejores cosas que anhelo deben ser ajustadas a la condición que en el momento tengo o a la intensión que tengo de pagar el Precio.
2. El Dinero es para ti un Fin o un medio para lograr lo que quieres. V 12 “Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia” Si el dinero es tu objetivo final cuando lo consignas ya no sabrás mas que hacer y el miedo a volver a perderlo no te dará tranquilidad.
·         2.1. Usa lo que Recibes para también dar, el exceso de amor al dinero nos hace egoístas o tacaños y pronto se nos convierte en un problema. 1 Timoteo 6: 10 “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
·         2.2. No anheles recibir tan solo para satisfacer todos tus deleites.  Las personas que piensan en recibir para sus deleites pronto vuelven a quedar sin nada.
3. Anhelas recibir para poder Dar. Las personas que anhelan recibir solo para amontonar lo que tienen nunca disfrutan de lo que tienen por el solo hecho de pensar que también tiene quedar.
El Rey David nunca dejaba de recibir porque así como recibía también daba, él sabía que en eso estaba la clave para nunca dejar de recibir. 1 Crónicas 29: 14 “Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.
No solo basta con pasarnos la vida pidiendo que Jesucristo nos dé, también es necesario pensar si estamos preparados para recibir, si no estamos preparados para recibir todo lo que le pedimos a Dios es posible que nunca lo obtengamos y si algún día lo obtenemos eso que recibimos se puede convertir en nuestro sufrimiento.