miércoles, 21 de febrero de 2018

Reconociendo nuestros Errores. Salmo 79.


Resultado de imagen para quien se niega a reconocer sus errores jamas podra triunfarNadie está exento de equivocarse. Las únicas personas que nunca se equivocan son aquellas que nunca se atreven hacer algo. Pero la verdad es que el no hacer nada ya es una equivocación.
La única forma de llegar a ser personas de éxito es si tomamos la decisión de actuar a pesar de los riesgos que podamos tener.
Dios hizo a esta tierra totalmente perfecta lo tiene todo para podernos superar lo único que se necesita es atreverse hacer algo. Este mundo sería inservible si no hay gente que se atreva a hacer algo.
Que necesitamos para llegar a una vida de Éxito.
1. Saber que cada equivocación genera consecuencias Desagradables. V 1-2 “Oh Dios,  vinieron las naciones a tu heredad; Han profanado tu santo templo; Redujeron a Jerusalén a escombros.
79:2 Dieron los cuerpos de tus siervos por comida a las aves de los cielos, La carne de tus santos a las bestias de la tierra.
” Si te equivocas en las finanzas lo pagaras con dinero, si te equivocas en lo emocional o sentimental lo pagaras con lágrimas, si te equivocas en tu familia los que más amas pagaran las consecuencias.
1. Reconocer nuestros errores  del pasado. V 8 “No recuerdes contra nosotros las iniquidades de nuestros antepasados; Vengan pronto tus misericordias a encontrarnos, Porque estamos muy abatidos.” Reconocer nuestros errores del pasado nos permite no volverlos a cometer en el presente.
2. Reconocer nuestros Errores presentes. V 9 “Ayúdanos, oh Dios de nuestra salvación, por la gloria de tu nombre; Y líbranos, y perdona nuestros pecados por amor de tu nombre.” Si reconocemos nuestros errores actuales podremos diseñar un buen futuro. Recuerda que un buen presente depende de un buen pasado y un buen futuro depende de un buen presente.
El reconocer nuestros errores hace que podamos corregir y llegar a la perfección. Sin corrección no hay perfección.
3. No buscar culpables para nuestros actos. V 5 ¿Hasta cuándo, oh Jehová? ¿Estarás airado para siempre? ¿Arderá como fuego tu celo?” el estar siempre buscando culpables hace que evadamos nuestras responsabilidades y por lo tanto se deteriora nuestro carácter.
El buscar culpables hace parte de las excusas, las escusas nos hacen quedar bien pero nos impiden avanzar y sobre todo mejorar.
4. No causar sentimientos de culpa en las demás personas. V 10 “Porque dirán las gentes: ¿Dónde está su Dios? Sea notoria en las gentes, delante de nuestros ojos, La venganza de la sangre de tus siervos que fue derramada.” muchas personas tratan de chantajear a los demás tratando de mortificar su corazón. Muchas personas utilizan expresiones tales como: la gente ha de decir que no tengo marido o mujer. La gente ha de decir que no tengo padres. Etc.
5. No condiciones el cumplir con tu s obligaciones. V 12-13 “Y devuelve a nuestros  vecinos en su seno siete tantos De su infamia, con que te han deshonrado, oh Jehová. Y nosotros, pueblo tuyo, y ovejas de tu prado, Te alabaremos para siempre; De generación en generación cantaremos tus alabanzas.” Nuestra Adoración o alabanza a Dios no debe depender de si él hace lo que queremos o no.
Amar a nuestros padres y honrarlos no depende de lo buenos que ellos puedan ser con nosotros según nuestro criterio.
El amar y responder por nuestros hijos no depende de lo que ellos puedan hacer por nosotros.
Nuestra Eficiencia en el trabajo no depende de la forma de actuar de nuestros jefes o compañeros de trabajo.
El problema no está en si nos equivocamos o no. La clave para el éxito está en que tengamos la capacidad de reconocer nuestros errores, corregirlos y no volverlos a cometer.
No es perfecto el que nunca cae. Es perfecto el que tiene la capacidad de levarse y volver a empezar. Si has caído nunca es tarde para arrepentirse y volver a empezar.