martes, 13 de febrero de 2018

Disfrutando de la Vejez. Salmos 70-71.


Resultado de imagen para disfrutando de la vejezLa mejor edad que puede tener una persona debe ser la edad que tiene.
Cada uno debe disfrutar la época que está viviendo. El problema es que los seres humanos somos inconformes si es niño quiere ser joven, el joven quiere ser adulto y el adulto por miedo a llegar a la vejez quiere otra vez ser joven.
Una persona sin Cristo tiene miedo de la vejez. Pero un verdadero cristiano sabe que con Jesucristo nuestra vejez puede ser la etapa más maravillosa.
Con Jehová Dios en cualquier edad podemos vivir gozosos. 70: 4 “Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan,  digan siempre los que aman tu salvación: Engrandecido sea Dios
Como vivir una vejez maravillosa.
1. Pidiendo a Dios que sea el quien esté con nosotros en nuestra vejez. 71: 9 “No me deseches en el tiempo de la vejez; Cuando mi fuerza se acabare, no me desampares.” muchas personas creen que para disfrutar de una vejez excelente se necesita tan solo dinero.
2. Buscando a Dios desde la Juventud. 71: 17 “Oh Dios, me enseñaste desde mi juventud,
Y hasta ahora he manifestado tus maravillas
.” si tú no tuviste la bendición de conocer a Cristo desde joven no te preocupes, con Jesucristo todos tenemos la oportunidad de ser hechos nuevos. 2 corintios 5: 17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
3. Busca un propósito para tu vida. La inactividad es lo que deteriora la vejez de una persona. Y si ese propósito tiene que ver con servir a Jesucristo mucho mejor todavía. V 18 “Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad,
Y tu potencia a todos los que han de venir
,
Muchas personas cuando estaban activas en su vida laboral gozaban de muy buena salud. Pero en el momento en que se jubilaron de su trabajo y cayeron en la inactividad empezaron con las enfermedades físicas y mentales. Depresión, angustia y soledad.
4. Cree que Jesucristo le puede dar vida a nuestros años. V 20 -21 “Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, Volverás a darme vida, Y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra. 71:21 Aumentarás mi grandeza, Y volverás a consolarme.” Recuerda la frase que dice: no le quites años a tu vida. Dale vida a tus años.
5. Siendo agradecidos con Dios y con las personas que han estado siempre con nosotros. Valora el esfuerzo o el trabajo de los demás. V 22 “Asimismo yo te alabaré con instrumento de salterio, Oh Dios mío; tu verdad cantaré a ti en el arpa, Oh Santo de Israel.
6. Creyendo que Cristo renueva nuestros ser interior. 2 Corintios 4: 16 “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.
7. Sintiéndonos Jóvenes a pesar de la edad que podamos tener. Josué 14: 10-11 “Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.  Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.” hay personas de ochenta que se sienten como de cuarenta y hay jóvenes de veinte que se sienten como de ochenta.
8. Quitando de nuestra mente todo pensamiento negativo. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” el sentirnos bien o el sentirnos mal depende de nosotros mismos.
9. Sembrando en los demás para después poder cosechar. Si quieres cosechar amor siembra amor, si quieres cosechar respeto siembra respeto. Que quieres cosechar en viejo eso debes sembrar en tu juventud y en toda tu Vida. Gálatas 6: 7 “No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.
La mejor manera de disfrutar en la vejez es valorando el tesoros más grande y maravilloso que Dios nos ha dado. ¡La Familia! Des pues de todo lo único que nos queda es nuestra Familia.
Disfruta la edad que tienes y prepárate para disfrutar tus años de ancianidad. Solo Jesucristo puede darnos años maravillosos pero también depende de nuestra actitud para hacer que los demás nos valoren o nos desprecien.