Traductor de Lenguaje.

sábado, 19 de abril de 2014

Preparando Generaciones. Jueces 2.


AUDIO
La mayoría de los seres humanos trabajamos muy duro para dejarles a nuestros hijos o a nuestras generaciones un buen futuro. En el mundo de los negociosos y las empresas existe una expresión que es muy real: “Padres trabajadores, hijos ricos y nietos pobres” cuál es la razón de esta triste realidad. Los padres trabajaban muy duro para lograr una inmensa fortuna y dejársela a sus hijos por lo tanto estos viven muy bien disfrutando de las riquezas que sus padres les dejaron.
El problema comienza cuando los padres mueren estos hijos ricos nunca supieron de donde y como sus padres sacaban dinero. Por lo tanto lo único que hicieron es gastar, derrochar todo el dinero y al morir ellos ya no había nada que dejar a sus hijos es decir los nietos tenían que vivir en pobreza.
Lo que es más triste todavía es que este mal no solo se vive en al ámbito comercial, hoy en día se lo vive en la vida espiritual. Padres muy entregados a Dios, hijos que algo logran ver de esa vivencia en sus padres, pero nietos totalmente apartados de Dios.
Esto es lo que sucedió con el pueblo de Dios. Mientras vivía Josué las cosas funcionaban muy bien, el muere y mientras vive el resto de su generación también parece que las cosas con Dios de alguna manera funcionan bien, pero cuando esa generación murió las nuevas generaciones ya no conocían de Jehová. V 8-10 “con tal que vosotros no hagáis pacto con los moradores de esta tierra, cuyos altares habéis de derribar; mas vosotros no habéis atendido a mi voz. ¿Por qué habéis hecho esto?
Para que esto no sucediera jehová había dado una orden. Transmitir el conocimiento de Dios de generación a generación. Deuteronomio 4: 9-10 “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.  4:10 El día que estuviste delante de Jehová tu Dios en Horeb, cuando Jehová me dijo: Reúneme el pueblo, para que yo les haga oír mis palabras, las cuales aprenderán, para temerme todos los días que vivieren sobre la tierra, y las enseñarán a sus hijos;” en el hogar el compromiso de continuar con el conocimiento de Dios era de los padres. Deuteronomio  6: 6 – 7 “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 
6:7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
A nivel de pueblo es necesario crear mecanismos que nos permitan conservar y trasmitir el conocimiento original de Dios a través de los tiempos. A esto se le llama estructura, la estructura es lo que mantiene siempre en pie a una edificación sobre todo cuando esta edificación es muy grande.
Cuando no hay un mecanismo solido que permita la continuidad de algo por lo general el conocimiento se corrompe. Hace un efecto de teléfono roto. V 11-13 “Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales.  2:12 Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová.  2:13 Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot.
Cuando no hay una estructura todo gira en torno a personas utilizadas por Dios. Jehová respalda a esa persona pero no al pueblo, por lo tanto siempre sucede lo mismo mientras esta persona existe el orden vuelve a resurgir el muere y con el muere todo.
Si quieres que las cosas de Dios y todo tu esfuerzo personal perduren para siempre debes preparar a tus nuevas generaciones para que continúen. Un tren por muy moderno que sea necesita de una carrilera para poder avanzar, el tren solo llega hasta donde llega la carrilera. Esa carrilera se llama organización, estructuración.
1. Involucra a los niños en lo que estás haciendo, que ellos conozcan y sobre todo que vivan lo que haces. Lucas 2: 49 “Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?
2. Organiza lo que haces sea espiritual o secular con normas claras. Israel cuando salió de Egipto para Dios no era más que un grupo de gente muy grande es decir era tan solo un montón de gente; las normas marcarían la diferencia y los convertiría en un pueblo. Las diferencia entre un montón de gente uy un pueblo está en las normas. Mateo 5: 17-18 “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará
de la ley, hasta que todo se haya cumplido
Las nuevas generaciones no aceptan vivir bajo normas esto hace que vivan en desorden, todo lo contrario a lo que Dios es. Jehová es un Dios de orden. 1 Corintios 14: 33 “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,

Si quieres que todo el esfuerzo que estás haciendo por dejar muy bien establecida a tu familia no se pierda empieza a preparar a tu descendencia y sobre todo déjales todo un sistema de organización que les permita mejorar lo que has hecho sin tener que desviarse del propósito. 

      

viernes, 18 de abril de 2014

Consiguiendo Victorias. Jueces 1.

Josué acababa de morir. Y como en toda familia cuando se pierde un ser querido siempre causa conmoción.
Para muchos no solo es el fin de ese ser querido también es el fin de los sueños y las metas por las cuales se han luchado juntos.
El problema de mucha gente es que casi nunca se prepara para partir. Prepararse para partir es preparar a su descendencia para continuar.
¿Tú eres una persona que ha conseguido muchas victorias? Eso es muy interesante.
Pero estás seguro que tus hijos o tus familiares están listos para continuar consiguiendo victorias.
Este mundo es una completa guerra compuesta por muchas batallas. Como conseguir victorias.
1. Consulta con Dios siempre tus planes. V 1 “Aconteció después de la muerte de Josué, que los hijos de Israel consultaron a Jehová, diciendo: ¿Quién de nosotros subirá primero a pelear contra los cananeos?” para consultar a jehová es necesario ser obedientes, de nada sirve consultar si hacemos lo que nosotros queremos. Deuteronomio 1: 42-44 “Y Jehová me dijo: Diles: No subáis, ni peleéis, pues no estoy entre vosotros; para que no seáis derrotados por vuestros enemigos. 
1:43 Y os hablé, y no disteis oído; antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, y persistiendo con altivez subisteis al monte.  1:44 Pero salió a vuestro encuentro el amorreo, que habitaba en aquel monte, y os persiguieron como hacen las avispas, y os derrotaron en Seir, hasta Horma.
2. Toma la decisión de hacerlo. V 2 “Y Jehová respondió: Judá subirá; he aquí que yo he entregado la tierra en sus manos.” Para lograr una vida de éxito es necesario siempre dar un primer paso, es necesario querer hacer las cosas.
3. Trabaja siempre en equipo. V 3 “Y Judá dijo a Simeón su hermano: Sube conmigo al territorio que se me ha adjudicado, y peleemos contra el cananeo, y yo también iré contigo al tuyo. Y Simeón fue con él.” El hombre no fue hecho para vivir solo. Génesis 2: 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” la clave para trabajar muy bien en equipo es saber escoger a las personas correctas. Personas que nos ayuden a lograr un propósito y no personas que en lugar de ayudar estorban. Eclesiastés 4: 9 “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.
4. Saber que lo que sembramos es lo que cosechamos. V 7 “Entonces dijo Adoni-bezec: Setenta reyes, cortados los pulgares de sus manos y de sus pies, recogían las migajas debajo de mi mesa; como yo hice, así me ha pagado Dios. Y le llevaron a Jerusalén, donde murió.” Si estás cansado de cosechar cosas malas es hora de que cambies lo que estas sembrando. Gálatas 6: 7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.
5. Hacer uso de la estimulación. La mejor forma para que alguien haga algo no es el obligar, no todo son ordenes, no todo se consigue a la fuerza. V 12 “Y dijo Caleb: El que atacare a Quiriat-sefer y la tomare, yo le daré Acsa mi hija por mujer.” el estimular  a alguien para que haga un trabajo debe manejarse con mucho cuidado. Para no llevar las demás personas a trabajar solo por interés.
Es necesario aprender a pedir sin llegar a caer en la comodidad, donde queremos que todo se nos haga. V 14-15 “Y cuando ella se iba con él, la persuadió que pidiese a su padre un campo. Y ella se bajó del asno, y Caleb le dijo: ¿Qué tienes?  1:15 Ella entonces le respondió: Concédeme un don; puesto que me has dado tierra del Neguev, dame también fuentes de aguas. Entonces Caleb le dio las fuentes de arriba y las fuentes de abajo.” Jesucristo nos dice: pidan y yo les daré. Mateo 7: 7 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
6. Tener capacidad de negociación. No siempre imponiendo las cosas es como las conseguimos. En muchas ocasiones es necesario ceder de ambas partes para ponernos de acuerdo y lograr un propósito. V 24-25 “Y los que espiaban vieron a un hombre que salía de la ciudad, y le dijeron: Muéstranos ahora la entrada de la ciudad, y haremos contigo misericordia. 
1:25 Y él les mostró la entrada a la ciudad, y la hirieron a filo de espada; pero dejaron ir a aquel hombre con toda su familia.
Nunca desmayes siempre debes estar dispuesto a luchar por conseguir lo que quieres, cada día tenemos la oportunidad de conseguir una victoria. Deja que Jesucristo te guie a la victoria.



      

jueves, 17 de abril de 2014

El Poder del Agradecimiento. Josué 24.

Ser agradecido es apreciar a cada momento lo que los demás hacen por nosotros y generar con ellos un compromiso de confianza: como estamos conscientes de su ayuda, podremos responder de igual forma cuando ellos requieran la nuestra.
La gratitud es nuestra ofrenda a Dios, con la fe en que hay algo más grande que nosotros que nos guía, nos sostiene y nos protege.
¿Sabías que es imposible que te sientas estresado, triste, deprimido o preocupado mientras estas experimentando una profunda sensación de gratitud?
Y no solo eso: ¡está comprobado que expresar gratitud aumenta tu felicidad en un 25%!
Algo tan sencillo como decir GRACIAS es el primer paso para cambiar tu vida, porque al ser agradecido estás acercándote a todo lo que buscas en la vida.
El estrés, el ritmo de vida, las tareas del hogar, el trabajo, las prisas, los problemas y tensiones… Todo eso muchas veces impide que veamos más allá y encontremos motivos por los que vale la pena vivir y ser agradecidos.
El agradecimiento produce fidelidad. Ante Dios y ante las personas que nos han ayudado a tener una mejor vida. A Jesucristo lo que más le disgusta es tratar con personas desagradecidas. Lucas 17: 17-18 “Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?  17:18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?
Josué estaba a punto de dejar esta vida y lo único que le preocupaba es que el pueblo no se perdiera, por esta razón se propuso preparar al pueblo para no olvidarse de Jehová Dios. V 1 “Reunió Josué a todas las tribus de Israel en Siquem, y llamó a los ancianos de Israel, sus príncipes, sus jueces y sus oficiales; y se presentaron delante de Dios.
La mejor forma de ser agradecidos con alguien es recordando los favores recibidos por esa persona.
Si quieres enamorarte de Jehová y de Jesucristo recuerda.
1. Él ha cuidado siempre de nuestra familia. V 3 “Y yo tomé a vuestro padre Abraham del otro lado del río, y lo traje por toda la tierra de Canaán, y aumenté su descendencia, y le di Isaac.
2. Dios nos protege de nuestros enemigos. V 7 “Y cuando ellos clamaron a Jehová, él puso oscuridad entre vosotros y los egipcios, e hizo venir sobre ellos el mar, el cual los cubrió; y vuestros ojos vieron lo que hice en Egipto. Después estuvisteis muchos días en el desierto.
3. No importa cuántos te quieran maldecir Jesucristo siempre te bendecirá. V 10-11 “Mas yo no quise escuchar a Balaam, por lo cual os bendijo repetidamente, y os libré de sus manos.  24:11 Pasasteis el Jordán, y vinisteis a Jericó, y los moradores de Jericó pelearon contra vosotros: los amorreos, ferezeos, cananeos, heteos, gergeseos, heveos y jebuseos, y yo los entregué en vuestras manos.
4. El ser agradecido y el amar es una decisión. V 15 “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.
Nunca permitas que el desagradecimiento te aleje de la presencia de Jesucristo. Es la presencia de Jesucristo en nuestra vida la que marca la diferencia entre las demás.
  

      

miércoles, 16 de abril de 2014

Final Bendito. Josué 23

El gran problema que tienen casi todas las buenas novelas es que el final por lo general no es como la audiencia esperaba.
Todos concluyen diciendo que buena esa novela pero que mal ese final.
La historia, la novela de Josué estaba llegando a su gran final. Con la diferencia que el escritor de su vida era nada menos y nada más que Jehová de los ejércitos. El sí sabe darnos un buen final.
Te has puesto a pensar por algún momento como será tu final, ¿cómo serán tus últimos días aquí en la tierra?
Por lo general todos los seres humanos nos preocupamos mucho por el nacimiento, por el recorrido de nuestra vida a través de los años pero muy pocas veces nos preocupamos por tener un buen final de nuestros días.
El mundo nos ofrece una vida agitada y una vejez en abandono y tristeza, con mucho cansancio y en algunos casos hasta con decepción.
Jesucristo nos ofrece una vida maravillosa aquí en la tierra, ser maravillosa no significa libre de problemas. tal vez con muchas guerras pero al final una buena vejez. V 1-2 “Aconteció, muchos días después que Jehová diera reposo a Israel de todos sus enemigos alrededor, que Josué, siendo ya viejo y avanzado en años,  23:2 llamó a todo Israel, a sus ancianos, sus príncipes, sus jueces y sus oficiales, y les dijo: Yo ya soy viejo y avanzado en años.
Como Tener un final bendito.
1. Valora lo que Dios ha hecho por ti. Recuerda los momentos maravillosos que has tenido en el trascurso de tu vida.  V 3 “Y vosotros habéis visto todo lo que Jehová vuestro Dios ha hecho con todas estas naciones por vuestra causa; porque Jehová vuestro Dios es quien ha peleado por vosotros.
2. Conserva y transmite esperanza. V 4 “He aquí os he repartido por suerte, en herencia para vuestras tribus, estas naciones, así las destruidas como las que quedan, desde el Jordán hasta el Mar Grande, hacia donde se pone el sol.
3. Enseña lo que sabes de Dios y enseña lo que has hecho en tu vida para conseguir el éxito. No te lleves el conocimiento a la tumba. V 5 “Y Jehová vuestro Dios las echará de delante de vosotros, y las arrojará de vuestra presencia; y vosotros poseeréis sus tierras, como Jehová vuestro Dios os ha dicho.
4. No solo pienses en dejar una herencia material. La principal herencia es el legado espiritual. Cerciórate de que tu familia continúe dependiendo de Dios. V 8-9 “Mas a Jehová vuestro Dios seguiréis, como habéis hecho hasta hoy. 23:9 Pues ha arrojado Jehová delante de vosotros grandes y fuertes naciones, y hasta hoy nadie ha podido resistir delante de vuestro rostro
La forma de enfrentar la vejez tiene que ver mucho con el sentido del humor y la capacidad de resolver los problemas. Muchos ancianos proyectan y transmiten paz y son un consuelo para los niños, jóvenes y adultos que viven en situaciones de estrés constante sin saber cómo manejarlas, porque Dios a través de la vida les ha enseñado cuáles son realmente las cosas importantes y cómo salir de los problemas a pesar de las situaciones a las que todos tenemos que enfrentarnos.
Un final feliz no surge de la noche a la mañana, una buena vejez es algo que se la tiene que preparar desde la infancia. La buena vejes de Josué como siervo de Dios no fue obra de la casualidad. El desde muy joven estaba con Moisés. Éxodo 33: 11 “Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.
Ahora que eres joven nunca te olvides que los años pasan y pronto llega la vejes. Prepara tu vejes en tu juventud. Disfrutar la vida no significa desperdiciar los años.



      

martes, 15 de abril de 2014

Con el Deber Cumplido. Josué 22

No hay cosa más satisfactoria para una persona de éxito que poder disfrutar del fruto de su esfuerzo y trabajo.
No pienses en que quieres lograr. Piensa mejor en qué hacer para lograr lo que quieres.
Hay muchas personas que saben perfectamente que quieren en su vida, lo malo es que hay muy pocas personas que saben qué hacer para lograr lo que tanto quieren.
Los rubenitas y los gaditas querían una tierra que quedaba antes de cruzar el Jordán. Números 32: 5 “Por tanto, dijeron, si hallamos gracia en tus ojos, dese esta tierra a tus siervos en heredad, y no nos hagas pasar el Jordán.
Ellos estaban en todo su derecho de escoger donde quedarse. Qué hacer entonces para conseguir lo que queremos:
1. No ser egoísta. Aprender a trabajar en equipo. Las buenas familias y más poderosas son aquellas que aprenden a cuidarse de los unos a los otros. Números 32: 6 “Y respondió Moisés a los hijos de Gad y a los hijos de Rubén: ¿Irán vuestros hermanos a la guerra, y vosotros os quedaréis aquí?
2. Dejarlo todo por lograr lo que queremos. En la vida siempre es importante conocer nuestras prioridades. Números 32: 18 “No volveremos a nuestras casas hasta que los hijos de Israel posean cada uno su heredad.
Los rubenitas y los gaditas podían lograr las tierras que deseaban si aprendían a ser personas de compromiso. Solo el asumir compromisos nos lleva a tener una vida de éxito.
Beneficios del Cumplimiento en nuestros compromisos.
1. Se puede lograr lo planificado. Josué 22: 1-4 “Entonces Josué llamó a los rubenitas, a los gaditas, y a la media tribu de Manasés,  22:2 y les dijo: Vosotros habéis guardado todo lo que Moisés siervo de Jehová os mandó, y habéis obedecido a mi voz en todo lo que os he mandado. 22:3 No habéis dejado a vuestros hermanos en este largo tiempo hasta el día de hoy, sino que os habéis cuidado de guardar los mandamientos de Jehová vuestro Dios.  22:4 Ahora, pues, que Jehová vuestro Dios ha dado reposo a vuestros hermanos, como lo había prometido, volved, regresad a vuestras tiendas, a la tierra de vuestras posesiones, que Moisés siervo de Jehová os dio al otro lado del Jordán.
2. Se obtiene el agrado y la bendición de los demás. V 6 “Y bendiciéndolos, Josué los despidió, y se fueron a sus tiendas.
3. Se recibe más de lo esperado o de lo que se pide. V 8 “Y les habló diciendo: Volved a vuestras tiendas con grandes riquezas, con mucho ganado, con plata, con oro, y bronce, y muchos vestidos; compartid con vuestros hermanos el botín de vuestros enemigos” en el mundo hay un dicho que es muy apropiado: “el comedido come de lo escondido” esto quiere decir que cuando alguien es colaborador siempre recibirá algo mejor que los demás.
Una persona sin compromiso, una persona egoísta e envidiosa no solo fracasa en lo que hace, también está condenada a quedarse sin buenos amigos.
No es suficiente con obtener lo que queremos también es muy importante saber cómo conservarlo. La única forma de seguir viviendo en bendición es si nunca nos apartamos de los mandamientos de Dios. V 5 “Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.
Josué no les recomendó que cuidaran el oro y la plata que les iba a dar, él les recomendó no descuidar su relación con Dios.
En este tiempo moderno y materialista es muy probable que muchos cristianos cuando sus hijos salen a la calle más que recomendarles que cuiden su relación con Dios les recomiendan que cuiden el celular.

De nada sirve que a nuestros hijos les heredemos muchas riquezas materiales si no le heredamos el conocimiento y la honra por Dios. Cuida tu relación con Dios y Dios cuidara de ti y de tus bienes.

      

lunes, 14 de abril de 2014

Nunca dejes de Soñar. Josué 21.

Todos los seres humanos nacemos con la capacidad de soñar, el anhelar el soñar es algo innato en nosotros.
La mayoría de los padres cuando preguntamos a nuestros niños ¿Qué quiere ser en grande? Ellos por lo general siempre tienen una o varias respuestas a nuestra pregunta. Quieren ser: policías, Bomberos, Médicos, Enfermeros. Etc.
El problema es que a medida que el tiempo avanza llevados por los diferentes problemas o por los afanes de la vida se nos olvida de seguir soñando.
Todo lo que anhelas ser, hacer o tener en la vida invariablemente comienza con un sueño. Soñar es el acto de desear con el corazón, de crear en las fantasías de tu mente esos oasis de esperanza que quisieras vivir… es aquello que anhelas y que tiene un sentido de gran importancia para tu vida. Una vida rutinaria es uno de los principales factores que hace que los sueños se acaben.
Una pareja se casa con muchas ilusiones pero sobre todo con muchas expectativas de cómo será el matrimonio. Esas expectativas le causan ilusión y a esa ilusión creada en la mente de esa pareja es lo que se le llama sueño.
Muchas veces creemos que son los demás, las otras personas las que nos roban los sueños, las ilusiones. ¿Pero sabes  qué? Los únicos que matamos nuestras ilusiones somos nosotros mismos.
Si quieres mantener viva la ilusión o el sueño de un matrimonio feliz. Nunca dejes que la rutina llegue a tu casa aprende a innovar hacer de lo mismo algo diferente. Cambia de lugar los muebles de tu sala o de tu alcoba. No hagas siempre las verduras de la misma forma cambiales algún ingrediente atún o cualquier otra cosa. Combina tu ropa con algo diferente y vas a ver cómo cambia tu apariencia de todos los días.
Dios le había prometido a su pueblo que le daría la tierra que mana leche y miel y un día llego ese momento tan anhelado.
Que hacer para que ese sueño se haga realidad.
1. Querer, Desear. Sin querer o desear algo es difícil conseguirlo. V 1-2 “Los jefes de los padres de los levitas vinieron al sacerdote Eleazar, a Josué hijo de Nun y a los cabezas de los padres de las tribus de los hijos de Israel,  21:2 y les hablaron en Silo en la tierra de Canaán, diciendo: Jehová mandó por medio de Moisés que nos fuesen dadas ciudades donde habitar, con sus ejidos para nuestros ganados.
2. Poseer. Para conseguir un sueño es necesario luchar, esforzarse, pagar un precio, que estás dispuesto hacer para conseguir lo que quieres. V 43 a “De esta manera dio Jehová a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres, y la poseyeron
3. Habitar. Una vez que hemos logrado lo que queremos es necesario arreglar, hacer de eso algo agradable. Algunas personas luchan mucho por obtener el amor de una persona y cuando por fin lo consiguen lo descuidan. El trabajo no solo es plantar la semilla, el verdadero trabajo está en cuidar la planta. V 43 b “y habitaron en ella.
Cuando nosotros aprendemos a desear, a poseer y a cuidar sucede algo maravilloso no hay nada, ni nadie que nos detenga. Es decir ningún enemigo puede hacernos frente. Enemigos como la pereza, el desánimo, las críticas, el miedo. Etc. V 44  b “y ninguno de todos sus enemigos pudo hacerles frente, porque Jehová entregó en sus manos a todos sus enemigos.
Un sueño cumplido o logrado a través del esfuerzo no solo genera satisfacción, también genera paz en nuestro corazón. V 44 a “Y Jehová les dio reposo alrededor, conforme a todo lo que había jurado a sus padres

Nunca permitas que los demás que las circunstancias o tus propios temores te roben la oportunidad de continuar soñando. No importa cuál es tu edad, aun si eres un anciano en edad todavía tienes muchas cosas por lograr.