Traductor

martes, 29 de julio de 2014

Acaso no hay Dios en Israel. 2 Reyes 1.

El rey de Israel tuvo un accidente tal vez inesperado. Se cayó por una ventana. V 2 a  “Y Ocozías cayó por la ventana de una sala de la casa que tenía en Samaria;
Eso es también algo normal en nosotros los cristianos. El hecho de que ahora tengamos a cristo en nuestro corazón no nos hace inmunes a los accidentes o a las enfermedades.
La gente del mundo que no conoce a cristo es quien cree que hacerse cristiano es ya no tener ningún tipo de problema.
Y es por esta razón que cuando ven a un cristiano pasando necesidades se burlan y le sacan en cara el hecho de haberse convertido a cristiano.
Jesucristo les advirtió a sus discípulos que mientras estuviéramos en este mundo tendríamos dificultades. Pero que así como el siendo hombre lo pudo superar nosotros también podríamos hacerlo. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
El problema no está en los inconvenientes que podamos tener. El problema esta es en a quien acudimos por ayuda. V 2 b “y estando enfermo, envió mensajeros, y les dijo: Id y consultad a Baal-zebub dios de Ecrón, si he de sanar de esta mi enfermedad.
El rey no acudió a Jehová busco ayuda en otros dioses. La pregunta sería cuando tienes problemas ¿a quién acudes?
Si el problema es de dinero te postras primero a Jesucristo o corres a pedir a un banco o a una persona de confianza.
Si estas enfermo si crees que Dios te puede sanar o primero acudes aun médico o a la auto formulación de medicamentos.
Los médicos los bancos y otros medios de ayuda también son dejados por Dios pero deben ser la última opción y sobre todo cuando Dios mismo es quien nos dirige a ellos.
Dios es un Dios celoso y le molesta que andemos como judíos errantes de lugar en lugar solo buscando un milagro. V 3 “Entonces el ángel de Jehová habló a Elías tisbita, diciendo: Levántate, y sube a encontrarte con los mensajeros del rey de Samaria, y diles: ¿No hay Dios en Israel, que vais a consultar a Baal-zebub dios de Ecrón?
A toda esa cantidad de cristianos que andan de iglesia en iglesia buscando un milagro. De seguro que Jesucristo también les diría. Acaso no hay Dios en tu iglesia que andas buscando a hombres para que te sanen. ¿Por qué andas de campaña en campaña y no oras en tu iglesia?
El andar buscando la ayuda de los hombres sea en diferentes iglesias o en las instituciones humanas hace que no se manifieste los milagros en ese tipo de personas que no saben en realidad en quien han confiado. V 4 “Por tanto, así ha dicho Jehová: Del lecho en que estás no te levantarás, sino que ciertamente morirás. Y Elías se fue.
De la actitud con que hagamos las cosas depende que tengamos éxito o fracaso.
Una mala actitud produce muerte es decir repudio de las personas que están a nuestro lado o con las que tenemos que tratar. V 9-10 “Luego envió a él un capitán de cincuenta con sus cincuenta, el cual subió a donde él estaba; y he aquí que él estaba sentado en la cumbre del monte. Y el capitán le dijo: Varón de Dios, el rey ha dicho que desciendas.  1:10 Y Elías respondió y dijo al capitán de cincuenta: Si yo soy varón de Dios, descienda fuego del cielo, y consúmate con tus cincuenta. Y descendió fuego del cielo, que lo consumió a él y a sus cincuenta.
Una actitud adecuada y sobre todo con humildad genera vida es decir la aprobación de los demás. V 13-14 “Volvió a enviar al tercer capitán de cincuenta con sus cincuenta; y subiendo aquel tercer capitán de cincuenta, se puso de rodillas delante de Elías y le rogó, diciendo: Varón de Dios, te ruego que sea de valor delante de tus ojos mi vida, y la vida de estos tus cincuenta siervos.  1:14 He aquí ha descendido fuego del cielo, y ha consumido a los dos primeros capitanes de cincuenta con sus cincuenta; sea estimada ahora mi vida delante de tus ojos.

Una buena actitud definitivamente siempre generara una buena respuesta. V 15 “Entonces el ángel de Jehová dijo a Elías: Desciende con él; no tengas miedo de él. Y él se levantó, y descendió con él al rey.
Como recibir un milagro.
1. Debes creer ciegamente en Cristo. Para el que cree todo es posible. Marcos 9: 23 “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.
2. Debes creer que en tu congregación también suceden milagros. Mateo 18: 19 “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
3. Cree que los hombres somos tan solo medios que Dios utiliza. Hechos 14: 14-15 “Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces 
14:15 y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.
Acaso no hay Dios en tu iglesia, acaso no está Dios en tu casa. Cree en Dios más que en los hombres y pronto tendrás respuesta a tu necesidad. Recuerda que cristo nunca se olvida de nosotros. Solo hay que esperar en su tiempo. Cristo nunca llega tarde.



      

lunes, 28 de julio de 2014

Madurez Espiritual y Secular 1 Reyes 22.

A todo el mundo le gusta estar con una persona madura. Una persona madura es aquella que sabe perfectamente que es lo que quiere y para donde va. Se conoce muy bien a sí mismo. Conoce sus debilidades pero también sus fortalezas.
Una persona madura es capaz de asumir responsabilidades la madures es algo que se desarrolla con el tiempo pero es muy importante la participación de las personas con quien vivimos. Depende si ellos nos dieron la posibilidad de poder decidir de manera guiada y no nos sobre protegieron.
La madures es muy importante tanto en lo espiritual como en la vida secular. Acab era un hombre inmaduro que dependía de su esposa. Él no sabía tomar decisiones y se dejaba llevar por las emociones del momento. En esta ocasión quería involucrar a Josafat en sus peleas. V 3-4 “Y el rey de Israel dijo a sus siervos: ¿No sabéis que Ramot de Galaad es nuestra, y nosotros no hemos hecho nada para tomarla de mano del rey de Siria?  22:4 Y dijo a Josafat: ¿Quieres venir conmigo a pelear contra Ramot de Galaad? Y Josafat respondió al rey de Israel: Yo soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo, y mis caballos como tus caballos.
Josafat era un hombre maduro no tomaba decisiones a la ligera o llevado por la emoción.
Como actuar de manera madura en lo espiritual y en lo secular.
1. Siempre consulta la palabra de Dios. V 5 “Dijo luego Josafat al rey de Israel: Yo te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová” si tienes que tomar alguna decisión no lo hagas llevado por tu propia capacidad. Consulta con Dios.
2. Utiliza el medio correcto para consultarle a Dios. V 7 “Y dijo Josafat: ¿Hay aún aquí algún profeta de Jehová, por el cual consultemos?” Acab tenía a cuatrocientos hombres pero para Josafat era preferible uno que dependa de Dios y no cuatrocientos que hablan de su propio parecer. V 6 “Entonces el rey de Israel reunió a los profetas, como cuatrocientos hombres, a los cuales dijo: ¿Iré a la guerra contra Ramot de Galaad, o la dejaré? Y ellos dijeron: Sube, porque Jehová la entregará en mano del rey.
En lo secular escucha los consejos de personas que han vivido lo que te está pasando y que sus frutos muestran que te pueden dar un consejo. Hay muchas personas que hablan de lo que no saben. Hay muchos insensatos que sin ningún tipo de preparación creen que se las saben todas.
3. Hay que escuchar lo que nos conviene de parte de Dios y no lo que nos conviene a nosotros en la carne. V 8 “El rey de Israel respondió a Josafat: Aún hay un varón por el cual podríamos consultar a Jehová, Micaías hijo de Imla; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza bien, sino solamente mal. Y Josafat dijo: No hable el rey así.” muchas veces las cosas que quisiéramos escuchar no es lo mejor para nosotros.
Dios no habla lo que nosotros quisiéramos escuchar. Dios habla lo que nosotros en verdad necesitamos escuchar para edificación de nuestra vida.
4. No pongas palas en la boca de Dios. V 13-14 “Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le habló diciendo: He aquí que las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; sea ahora tu palabra conforme a la palabra de alguno de ellos, y anuncia también buen éxito.  22:14 Y Micaías respondió: Vive Jehová, que lo que Jehová me hablare, eso diré.” muchas veces nosotros terminamos interpretando la palabra de Dios a nuestra propia conveniencia. La persona que no ha renunciado al pecado siempre va a escoger de la biblia una porción que según él le hable lo que desea escuchar y hacer.
Los profetas falsos le recomendaron al profeta verdadero que le hablara al rey solo de prosperidad. Al igual que sucede hoy en día en muchas iglesias. Como estrategia para llenar sus locales ya no enseñan la palabra. ahora se dedican a dar bonitas conferencias de prosperidad. Hablan lo que saben que a la gente le agrada escuchar.
Hay personas que piden consejo pero desean escuchar palabras que le abalen lo que ya tiene determinado hacer. Tanto anhelan una respuesta acomodada que terminan escuchándola. V 23 “Y ahora, he aquí Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de todos tus profetas, y Jehová ha decretado el mal acerca de ti.
No juegues con el espíritu de Dios. V 24-25 “Entonces se acercó Sedequías hijo de Quenaana y golpeó a Micaías en la mejilla, diciendo: ¿Por dónde se fue de mí el Espíritu de Jehová para hablarte a ti? 
22:25 Y Micaías respondió: He aquí tú lo verás en aquel día, cuando te irás metiendo de aposento en aposento para esconderte.” cuando nosotros no tomamos en serio las advertencias y los consejo de parte de Dios es como si estuviéramos jugando con él.
Recuerda que no importa dónde nos escondamos Jehová siempre nos encuentra. A los hombres los podemos engañar a Dios no.  V 34-35 “Y un hombre disparó su arco a la ventura e hirió al rey de Israel por entre las junturas de la armadura, por lo que dijo él a su cochero: Da la vuelta, y sácame del campo, pues estoy herido.  22:35 Pero la batalla había arreciado aquel día, y el rey estuvo en su carro delante de los sirios, y a la tarde murió; y la sangre de la herida corría por el fondo del carro.

Asume tus responsabilidades no pongas en hombros ajenos tus propias cargas. Reconoce tus errores y lucha por corregirlos esto hará de ti una persona madura.

      

Una Persona Inmadura. 1 Reyes 21.

AUDIO
La personalidad inmadura se caracteriza fundamentalmente por el infantilismo, porque la edad psicológica de estas personas es notablemente inferior a su edad cronológica. En ellos continúan presentes, a pesar de estar ya en la edad adulta, rasgos y mecanismos psicológicos propios de la infancia. Cuando esta discordancia de edad es suficientemente notable y toma un curso prolongado, se constituye en un trastorno de la personalidad con características y consecuencias específicas.
Este era el caso del rey Acab él era una persona adulta pero que todavía no se había desarrollado. El problema de las personas inmaduras es que siempre viven de caprichos.
Una persona caprichosa es alguien que siempre quiere que los demás hagan lo que ella dice y cuando ella lo dice,  que todo salga como ella quiere  además siempre piensa o pretende tener la razón  cree saberlo todo y es parte de su egoísmo y el temor a aceptar que los demás puedan saber más que ella y temor a sentir que alguien más la dirija.
Consecuencia de la Inmadurez.
1. Quiere cosas sin importar si daña a los demás. V 2 “Y Acab habló a Nabot, diciendo: Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta; o si mejor te pareciere, te pagaré su valor en dinero.
2. Siempre vive triste y deprimido. V 4 a “vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres
3. Se aísla y se encierra en sí mismo. V 4 b  “Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió.
4. Hace que otros tomen decisiones por él. V 8-9 “Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot. 21:9 Y las cartas que escribió decían así: Proclamad ayuno, y poned a Nabot delante del pueblo;” un esposo inmaduro no es capaz de asumir responsabilidades. Si tiene que tomar alguna decisión deja esa responsabilidad en la esposa. Si los hijos le piden permiso para salir los remite a la esposa.
5. Lo único que quiere es conseguir lo que le interesa no importa los medios. V 16 “Y oyendo Acab que Nabot era muerto, se levantó para descender a la viña de Nabot de Jezreel, para tomar posesión de ella” esto lo convierte en un ser injusto y no confiable.
6. Produce su propia destrucción. V 18-19 “Levántate, desciende a encontrarte con Acab rey de Israel, que está en Samaria; he aquí él está en la viña de Nabot, a la cual ha descendido para tomar posesión de ella.  21:19 Y le hablarás diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿No mataste, y también has despojado? Y  volverás a hablarle, diciendo: Así ha dicho Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tú misma sangre.
7. Ocasiona la destrucción de los demás. V 23 “De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel.” si Acab hubiera sido un hombre maduro que sabía lo que quería, su mujer no hubiera hecho lo que hizo. Si como varón no eres capaz de ser cabeza es normal que tu esposa te convierta en cola. Para ser cabeza se necesita estar bajo sujeción de Jesucristo, ser sabio y dejarse guiar por el espíritu santo.
No dejes que la inmadurez dañe tu vida. Anímate, esfuérzate y se valiente. No evadas tu responsabilidad asume las consecuencias de tus actos. Tu eres capaz inténtalo y deja que Jesucristo a través de su santo espíritu te guie y te fortalezca.




      

sábado, 26 de julio de 2014

Ganando Batallas. 1 Reyes 20.

La vida es una constante guerra. Una guerra se compone de batallas. Nadie puede ganar la guerra si primero no se encarga de pelear las batallas. El conjunto o el número de batallas ganadas es lo que determina el ganar la guerra.
El perder una batalla no significa perder la guerra. Si tu sientes que has perdido algunas batallas no te preocupes prepárate para la siguiente de seguro que la podrás ganar. La clave está siempre en la preparación.
Como ganar nuestras batallas.
1. Ten presente que el enemigo siempre va a querer atemorizarte. V 6 “” satanás sabe que enfrentarse a un hijo de Dios seria guerra perdida por eso lo único que hace es amenazar. 1 pedro 5: 8 “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
2. No hagas caso de las amenazas. V 8 “Y todos los ancianos y todo el pueblo le respondieron: No le obedezcas, ni hagas lo que te pide.” esto no significa que debemos ignorar lo que nos sucede. Esto quiere decir que debemos mirar muy bien de quien vienen las amenazas hay personas con las cuales no vale la pena ni siquiera discutir.
3. Toma la decisión de Actuar. Atrévete a dar el primer paso. No esperes a que otros hagan las cosas por ti. V 14 “Y respondió Acab: ¿Por mano de quién? Él dijo: Así ha dicho Jehová: Por mano de los siervos de los príncipes de las provincias. Y dijo Acab: ¿Quién comenzará la batalla? Y él respondió: Tú.
4. Revisa lo que tienes para enfrentar la batalla. V 15 “Entonces él pasó revista a los siervos de los príncipes de las provincias, los cuales fueron doscientos treinta y dos. Luego pasó revista a todo el pueblo, a todos los hijos de Israel, que fueron siete mil.
5. En el tiempo bueno prepárate para vivir bien en los tiempos malos. La orden de Dios era que en ese año de paz se preparara para la guerra. V 22 “Vino luego el profeta al rey de Israel y le dijo: Ve, fortalécete, y considera y mira lo que hagas; porque pasado un año, el rey de Siria vendrá contra ti.” si en este momento tienes un muy buen empleo. Ahorra no malgastes todo el dinero.
El secreto para que José fuera prospero en Egipto fue administrar muy bien los siete años de abundancia para poder enriquecerse en los siete años de escases.
6. Ve al encuentro del problema. No esperes a que él te sorprenda. V 27 “Los hijos de Israel fueron también inspeccionados, y tomando provisiones fueron al encuentro de ellos; y acamparon los hijos de Israel delante de ellos como dos rebañuelos de cabras, y los sirios llenaban la tierra.
7. No dejes con vida a tu enemigo. Esa pereza, ese miedo, ese orgullo. V 34 “Y le dijo Ben-adad: Las ciudades que mi padre tomó al tuyo, yo las restituiré; y haz plazas en Damasco para ti, como mi padre las hizo en Samaria. Y yo, dijo Acab, te dejaré partir con este pacto. Hizo, pues, pacto con él, y le dejó ir.” cualquiera que sea lo que te impide ganar tus batallas es necesario que lo destruyas antes que él te destruya a ti.
La consecuencia de no matar a lo que nos perjudica es la muerte. V 42-43 “Y él le dijo: Así ha dicho Jehová: Por cuanto soltaste de la mano el hombre de mi anatema, tu vida será por la suya, y tu pueblo por el suyo.  20:43 Y el rey de Israel se fue a su casa triste y enojado, y llegó a Samaria.

Dios nos preparó para ganar todas las batallas no dejes que la pereza o el desánimo te hagan ver como un perdedor. No importa cuántas batallas tengas que librar siempre hazlo con la misma fuerza que enfrentaste la primera.

      

viernes, 25 de julio de 2014

De la Cima a la cueva. 1 Reyes 19.

Todos pasamos por momentos maravillosos donde sentimos que estamos en la cima de nuestros sueños, de nuestros anhelos.
Pero hay otros momentos donde sentimos que caemos a lo más abajo de nuestra montaña de sueños.
El profeta Elías estaba en la cima de su ministerio 18: 40 “Entonces Elías les dijo: Prended a los profetas de Baal, para que no escape ninguno. Y ellos los prendieron; y los llevó Elías al arroyo de Cisón, y allí los degolló” se enfrentaba a cualquier enemigo sin ningún problema. Estaba siempre seguro de lo que hacía.
Dios siempre respondía a cada una de sus oraciones. V 45 -46 “Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel.  18:46 Y la mano de Jehová estuvo sobre Elías, el cual ciñó sus lomos, y corrió delante de Acab hasta llegar a Jezreel.
De un momento a otro Elías cayó. 19: 4 “Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres
Lo único que se le ocurrió a Elías fue huir…Si…Huir a una cueva. V 9 “Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?” Dios mismo estaba sorprendido por la decisión del profeta. Tanto que por eso Dios le pregunta. ¿Qué haces aquí? Como queriéndole decir este no es tu lugar. Muchas veces cuando nos sentimos desanimados lo único que pensamos es meternos en nuestra cueva. Cueva de la pereza, del miedo, del que dirán. Etc.
Que hace que una persona Caiga de la cima.
1.      Sentirse en peligro. V 3 “Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado.
1.1.Peligro de quedar en ridículo. El miedo al que dirán paraliza a una persona.
1.2.Peligro de Fracasar en los Negocios, en el Amor, en el estudio. Este mundo es un mundo de riesgos y nadie puede triunfar en algo si no lo intenta.
2.      Renunciar al Propósito o a nuestros sueños. V 4 a “Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse,” cuando alguien ya no quiere luchar ya todo está perdido. Mientras tengamos ganas de luchar siempre habrá algo por hacer.
3.      Creerse menos que los demás. V 4 b “dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.” Valórate a ti mismo. Dios no hace basura tú eres importante.
4.      No avanzar o estancarse. V 5 “Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come.” No te duermas actúa.
Que hacer para no Caer.
1. Levantándose y preparándose para avanzar. V 7 “Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta.” no es más hombre el que nunca cae. El verdadero hombre es aquel que cuando cae se levanta corrige y vuelve a empezar.
2. Tomar la Decisión de salir y actuar. V 11 “Él le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto
3. Ser Sensible a la voz de Dios. V 12-13 “Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado.  19:13 Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?
No permitas que las circunstancias o las personas negativas te bajen del lugar donde Cristo te dejo…. ¡En la Cima! Los hijos de Dios no están hechos para ser cola. Los hijos de Dios están hechos y preparados para ser cabeza pero esa es tu decisión.

      

jueves, 24 de julio de 2014

La Hora de decidir. 1 Reyes 18.

Es normal que los seres humanos tengamos equivocaciones y hasta cierto grado son admisibles. Todos tenemos derecho a equivocarnos pero llega un momento donde es necesario tomar una decisión y esto ya no da espera. Decisiones de tipo económico, emocional o espiritual.
Si tú eres de los que ha desperdiciado tu vida en la búsqueda de la felicidad en lugares y personas equivocadas ya es hora de tomar una verdadera decisión. O como se dice en el mundo ya es hora de sentar cabeza.
El pueblo de Israel estaba pasando por un momento difícil en cuanto a tomar una decisión. Tenían que decidir si servir a Jehová o a los dioses falsos. V 21 “Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra.” claudicar es renunciar, vacilar, dudar.
Todos los siervos de Dios tenían que tomar la decisión de a quien servir. Josué 24: 15 “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.
Dios en su misericordia también nos permite equivocarnos y hasta que le fallemos. Llevados por el miedo o por diferentes traumas de nuestra vida. Pero llega un momento donde él requiere que tomemos una decisión le servimos a él o al mundo y a nuestras pasiones.
En el plan secular también es necesario que aprendamos a tomar decisiones. Dedicarte a trabajar o estudiar. Esperar un tiempo o casarte de una vez. En fin son muchas las decisiones que tenemos que tomar. Unas importantes que trasformaran nuestra vida y otras decisiones tal vez no tan transcendentales para nosotros.
Como tomar decisiones.
1. No dejarse dominar por el miedo. V 15-16 “Y le dijo Elías: Vive Jehová de los ejércitos, en cuya presencia estoy, que hoy me mostraré a él.  18:16 Entonces Abdías fue a encontrarse con Acab, y le dio el aviso; y Acab vino a encontrarse con Elías” Acab buscaba a Elías para matarlo pero Elías estaba dispuesto a enfrentarlo. Es necesario que enfrentes tus temores.
2. Teniendo Templanza. V 17-18 “Cuando Acab vio a Elías, le dijo: ¿Eres tú el que turbas a Israel? 
18:18 Y él respondió: Yo no he turbado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, dejando los mandamientos de Jehová, y siguiendo a los baales.” Elías no se dejaba amedrentar.
3. Teniendo seguridad en lo que se hace o se habla. V 19 “Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.
4. Arreglando el altar para Dios. Y en lo secular arreglando tu vida. V 30 “Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se le acercó; y él arregló el altar de Jehová que estaba arruinado.” recuerda que tú y yo somos templo del espíritu santo.
5. Siendo un hombre o una mujer de retos. V 23 “Dénsenos, pues, dos bueyes, y escojan ellos uno, y córtenlo en pedazos, y pónganlo sobre leña, pero no pongan fuego debajo; y yo prepararé el otro buey, y lo pondré sobre leña, y ningún fuego pondré debajo” solo cuando nos proponemos conseguir algo lo logramos. Los retos siempre deben ser altos para poder esforzarse y hacer algo más que los demás. V 34 “Y dijo: Llenad cuatro cántaros de agua, y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña. Y dijo: Hacedlo otra vez; y otra vez lo hicieron. Dijo aún: Hacedlo la tercera vez; y lo hicieron la tercera vez
6. Entendiendo que nadie puede servir a dos señores. Mateo 6: 24 “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas
7. Teniendo en cuenta que nadie puede tener amistad con el enemigo. Santiago 4: 4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” ese enemigo puede ser la pereza, el desorden, el desánimo. Etc. Nada tienen en común la luz y la oscuridad. 2 Corintios 6: 14 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?
Ya es la hora de decidir no podemos seguir igual. Dios quiere que tú y yo seamos los mejores, levántate se esforzado y valiente. La decisión es tuya el éxito te espera.