Traductor

martes, 4 de agosto de 2015

Falsos Profetas. Jeremías 28.



Jeremías tuvo que enfrentarse a uno de los falsos profetas de ese tiempo. V 1 “Aconteció en el mismo año, en el principio del reinado de Sedequías rey de Judá, en el año cuarto, en el quinto mes, que Hananías hijo de Azur, profeta que era de Gabaón, me habló en la casa de Jehová delante de los sacerdotes y de todo el pueblo, diciendo:
Jeremías sabía perfectamente que Ananías decía mentiras. V 15 “Entonces dijo el profeta Jeremías al profeta Hananías: Ahora oye, Hananías: Jehová no te envió, y tú has hecho confiar en mentira a este pueblo.” el castigo para ese falso profeta fue la muerte. V 16 “Por tanto, así ha dicho Jehová: He aquí que yo te quito de sobre la faz de la tierra; morirás en este año, porque hablaste rebelión contra Jehová.

Hoy en día el castigo para los falsos pastores que dicen mentiras para entretener a la gente no es la muerte física pero si al final será repudiado por Jehová. Mateo 7: 21-23 “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.
Hoy en día también tenemos que enfrentarnos a falsos pastores que enseñan mentiras a la gente.
A estos pastores no les importa la salvación de las almas a ellos lo único que les importa es tener llenos sus locales.
El mayor problema de hoy en día es que a la diferencia de jeremías que buscaba la verdad a la gente de hoy le gusta que le digan mentiras. 2 Timoteo 4: 3 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,
Uno de los factores determinante para que cada día surjan más pastores mentirosos es que cada día hay más cristianos ignorantes de la palabra de Dios. El pueblo de Dios en la antigüedad se perdió por falta de conocimiento y hoy sigue la gente perdiéndose por la  misma causa. Oseas 4: 6 “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.
Lo único que puede ayudarnos a no caer en las garras de los falsos pastores es si nos esforzamos por adquirir conocimiento. Juan 8: 32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
La iglesia de Berea era ejemplo de confrontar cualquier predicación o enseñanza con la palabra de Dios. Hechos 17: 11 “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
Cada día los tiempos son más difíciles. En el mundo abunda la desolación solo permaneciendo junto a Jesucristo podemos tener verdadera paz. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
En el mundo cada día es más común encontrar personas enfermas, endeudadas, hogares descompuestos. Etc. Y esto es lo que los falsos pastores aprovechan para prometerles a la gente sanidades y soluciones de manera instantánea y no importa cuál sea la creencia de le gente.
El pueblo de Dios estaba bajo el yugo de babilonia y Hananias lo sabía por eso él les ofrecía lo que ellos querían oír. V 10-11 “Entonces el profeta Hananías quitó el yugo del cuello del profeta Jeremías, y lo quebró. Y habló Hananías en presencia de todo el pueblo, diciendo: Así ha dicho Jehová: De esta manera romperé el yugo de Nabucodonosor rey de Babilonia, del cuello de todas las naciones, dentro de dos años. Y siguió Jeremías su camino.” hoy en día los falsos pastores saben no hay ser humano en el mundo que no tenga una necesidad por eso a todos les hablan de acuerdo a como quieren oír para tenerlos contentos.
Muchos pastores han perdido la visión de Jesucristo. Los falsos pastores no se preocupan por llevar palabra de salvación hoy se especializan en anunciar las añadiduras. Ellos saben que lo que más anhela una persona es un milagro y eso es lo que ellos ofrecen no importa si Dios está tratando a esa persona a través de eso que le está sucediendo.

lunes, 3 de agosto de 2015

Quien te Gobierna. Jeremías 27.



Jehová es el único Dios y el único Creador de todo lo que existe. V 5 “Yo hice la tierra, el hombre y las bestias que están sobre la faz de la tierra, con mi gran poder y con mi brazo extendido, y la di a quien yo quise.
Dios es el único que debe gobernar nuestra vida, él es un Dios celoso. Éxodo 34: 14 “Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.” Muchos pueden preguntarse: ¿si Dios es celoso como el mismo les manda que se sometan a babilonia?
Por nuestra terquedad Dios permite que otros dioses nos gobiernen.

En este caso Dios permite que sea babilonia quien gobierne a su pueblo. Jeremías 27: 6-7 “Y ahora yo he puesto todas estas tierras en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y aun las bestias del campo le he dado para que le sirvan. Y todas las naciones le servirán a él, a su hijo, y al hijo de su hijo, hasta que venga también el tiempo de su misma tierra, y la reduzcan a servidumbre muchas naciones y grandes reyes.
La religión falsa, las tradiciones y costumbres del mundo gobiernan al pueblo de Dios. En este tiempo la gran mayoría de las iglesias cristianas están sometidas a satanás que de manera sutil ha metido al interior de ellas todas sus costumbres. V 11-12 “Mas a la nación que sometiere su cuello al yugo del rey de Babilonia y le sirviere, la dejaré en su tierra, dice Jehová, y la labrará y morará en ella. Hablé también a Sedequías rey de Judá conforme a todas estas palabras, diciendo: Someted vuestros cuellos al yugo del rey de Babilonia, y servidle a él y a su pueblo, y vivid.
Hay muchas cosas que pueden terminar gobernándonos. El orgullo, la envidia, la mentira, el adulterio. Etc.  Todos estos males eran los que nos gobernaban el problema es que muchos cristianos todavía siguen bajo su yugo. 1 Corintios 6: 10-11 “ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.
Que hace que seamos sometidos a Babilonia o aun de Egipto.
1. La Falta de conocimiento. Oseas 4: 6 “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.” los milagros no salvan a nadie los milagros lo único que hacen es permitirnos vivir cómodos. El pueblo de Dios no se perdió por falta de milagros el pueblo de dios se perdió por falta de conocimiento.
El conocimiento nos permite:
1.1.Ser Libres. Juan 8: 32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
1.2.Nos Instituye y corrige. 2 Timoteo 3: 16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,
2.      Falta de Sometimiento. El que se hace amigo del mundo se convierte automáticamente en enemigo de Dios. Santiago 4: 4 “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
Para Dios lo más importante es la obediencia. 1 Samuel 15: 22 “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.
Muchos pastores en su afán de crecer terminan obedeciendo más a la gente a que a Dios. Hechos 5: 29 “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

No permitas que el mundo te enamore y te convierta en un cristiano tibio. Los cristianos tibios adoran a Dios pero obedecen al mundo.