Traductor

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Dios está a nuestro Alcance. Job 9.

Job mira a Dios como alguien inalcanzable y nosotros en muchas ocasiones estamos en la misma condición decimos creer en Dios pero cuando estamos pasando por momentos de dificultad pensamos que él no nos escucha.
Job conocía todo lo de Dios pero sentía que no podía acercarse y que necesitaba de un mediador alguien quien lo  justifique. V 2 “Ciertamente yo sé que es así;  ¿Y cómo se justificará el hombre con Dios?” hoy  nosotros tenemos la bendición de ser  justificados por Jesucristo. Romanos 5: 1 “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo
Consecuencias de la justificación de Jesucristo.
1. Dios nos tolera y no nos destruye a pesar de ser tan poderoso. V 4 “Él es sabio de corazón, y poderoso en fuerzas;  ¿Quién se endureció contra él, y le fue bien?” Dios no quiere que le tengamos miedo. Pero al ver su gran poder debería haber en nosotros algo de miedo que nos haga respetarlo, pero muchas veces los seres humanos terminamos maltratando a Dios.
2. Podemos comprender la voluntad de Dios. V 10 “El hace cosas grandes e incomprensibles, 
Y maravillosas, sin número.” ahora ya sabemos que todas las cosas que nos suceden es para nuestro bien. Romanos 8: 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
3. Entendemos que Dios es autónomo para hacer lo que él quiere para eso él es Dios el todo poderoso. V 12 “He aquí, arrebatará; ¿quién le hará restituir?  ¿Quién le dirá? ¿Qué haces?
4. Dios cambia su decisión de castigarnos cuando lo buscamos en oración a pesar de que él no se echa para atrás en sus decisiones. V 13 “Dios no volverá atrás su ira,  Y debajo de él se abaten los que ayudan a los soberbios.
5. Podemos hablar con Dios cara a cara a través de la oración. V 14 ¿Cuánto menos le  responderé yo,  Y hablaré con él palabras escogidas?” Job sentía que no podía hablar con Dios. Nosotros gracias a Jesucristo si lo podemos hacer. Jeremías 3: 33 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
6. Estamos seguros de que Dios si nos escucha. V 16 “Si yo le invocara, y él me respondiese, 
Aún no creeré que haya escuchado mi voz.” Dios nunca llega tarde él siempre llega en el momento justo.
7. Con el Espíritu Santo en nosotros podemos entender que no somos tan buenos como nos creemos. V 17 “Porque me ha quebrantado con tempestad,  Y ha aumentado mis heridas sin causa.”  Job creía que lo que le pasaba era algo que él no lo merecía. Nosotros creemos que lo que tenemos en realidad no lo merecemos todo lo que tenemos es por la  misericordia de Dios porque todos somos pecadores. Romanos 3: 9-11 ¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos  están bajo pecado.  3:10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 3:11  No hay quien entienda.  No hay quien busque a Dios.
8. Nuestros actos o lo que hablamos no es suficiente para ser justificados delante de Dios esto solo es posible a través de Jesucristo. V 20 “Si yo me justificare, me condenaría mi boca; 
Si me dijere perfecto, esto me haría inicuo.
Solo a través de Jesucristo podemos acercarnos a Jehová Dios. A través de su sangre hoy ya no vemos a Dios demasiado lejos. Ahora lo podemos ver, lo podemos sentir y sobre todo lo podemos Amar como él quiere que lo amemos.




      

martes, 25 de noviembre de 2014

Busca a Dios de Mañana. Job 8.

Cuando hablamos de buscar a Dios en las mañanas podría surgir un interrogante. ¿Si buscamos a Dios por la tarde él no nos escucha? Cuando buscamos a Dios en las mañanas podemos dedicarle tiempo sin interrupción. Cuando ya avanza el día también llegan los compromisos y por esta razón el tiempo de intimidad que tenemos con el ya no es el mismo.
Por otra parte tener un encuentro con Dios en la mañana seria asegurar que el resto del día sería algo maravilloso ya que contaría con la bendición de Dios desde un comienzo del día.
Buscar a Dios de mañana también tiene que ver con hacer que él ocupe el primer lugar en nuestro corazón. Que lo primero que hagamos al despertarnos cualquiera que sea la hora sea hablar con Dios y encomendarle a él nuestro camino.
Cuando tú tienes un problema y lo primero que haces es buscar a Dios para consultarle en lugar de buscar primero la ayuda de los hombres ahí también estas buscando a Dios de mañana.
En el mundo hay una frase que dice: a los problemas hay que madrugarles. Es decir busca una solución antes de que sea tarde. De esta misma forma podríamos decir. Madrúgale al problema busca primero a Dios antes de que ese problema se haga más grande.
Toma la Decisión de Buscar a Dios por la mañana.
1. No pierdas tiempo renegando o diciendo sandeces. V 2 ¿Hasta cuándo hablarás tales cosas, 
Y las palabras de tu boca serán como viento impetuoso?” entre más te demores en buscar de Dios más grande se puede hacer el problema.
2. Cree que Dios es Justo y a cada quien le da lo que se merece. V 3-4 ¿Acaso torcerá Dios el derecho,  O pervertirá el Todopoderoso la justicia?  8:4 Si tus hijos pecaron contra él,  El los echó en el lugar de su pecado.” aunque a la verdad si Dios nos diera de acuerdo a lo que merecemos hace mucho tiempo ya hubiéramos sido destruidos.
3. Dios nos da Prosperidad en todas nuestras áreas cuando lo buscamos de Mañana y nos mantenemos rectos delante de Dios. V 5-6 “Si tú de mañana buscares a Dios,  Y rogares al  Todopoderoso;  8:6 Si fueres limpio y recto,  Ciertamente luego se despertará por ti,  Y hará próspera la morada de tu justicia.
4. No importa cuán pequeño sea lo que hoy tengas con Cristo iras cada día de lo bueno a lo mejor y de lo mejor a lo excelente. V 7 “Y aunque tu principio haya sido pequeño, 
Tu postrer estado será muy grande.” con Jesucristo cada día es mejor.
5. Sin Jesucristo no hay esperanza. V 12-13 “Aun en su verdor, y sin haber sido cortado,  Con todo, se seca primero que toda hierba.  8:13 Tales son los caminos de todos los que olvidan a Dios; 
Y la esperanza del impío perecerá;” con Jesucristo no es que se acaben los problemas. Pero con el no solo vemos problemas también podemos ver la solución.
6. Dios ama al de corazón perfecto. V 20 “He aquí, Dios no aborrece al perfecto, 
Ni apoya la mano de los malignos.
7. Con Jesucristo tendremos gozo aun en medio de las dificultades. V 21-22 “Aún llenará tu boca de risa,  Y tus labios de júbilo.  8:22 Los que te aborrecen serán vestidos de confusión;  Y la habitación de los impíos perecerá.” Jesucristo puede cambiar nuestra tristeza por alegría. Salmos 30: 11 “Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.

Busca a Dios en los momentos de dificultad para que él te pueda dar una mejor forma de vida y busca a Dios en los momentos de felicidad solo él puede hacer que esos momentos permanezcan por siempre. Jesucristo puede darnos paz aun en medio de la tormenta.

      

lunes, 24 de noviembre de 2014

Cuando la Vida no tiene Sentido. Job 7.

Job estaba pasando por un momento muy difícil no solo estaba enfermo también lo había perdido todo. Por lo tanto consideraba que su vida ya no tenía sentido. Que Job sintiera eso era normal lo que le estaba pasando era la excusa perfecta. ¿Cuál es tu excusa?
Hay muchas personas que teniéndolo todo para ser felices y aun llamándose cristianas consideran que su vida ya no tiene sentido.
Solo una verdadera relación con Jesucristo hace que nuestra vida cobre sentido.  Que una vida tenga sentido no significa que esté libre de problemas.
Los problemas no son lo que causa que una vida sea vacía. Por lo contrario los problemas bien manejados y sobre todo con la orientación del Espíritu Santo son los que le dan sentido a lo que hacemos.
Como evitar que nuestra vida carezca de sentido.
1. Deja que Jesucristo llene tu vida. Filipenses 4: 7 “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.
2. No dejes que tu vida se vuelva monótona. Una vida rutinaria no tiene sentido. V 1 ¿No es acaso brega la vida del hombre sobre la tierra,  Y sus días como los días del jornalero?
3. No dejes que la ansiedad te invada. Para una persona ansiosa el tiempo parece que en ocasiones se detiene. V 4 “Cuando estoy acostado, digo: ¿Cuándo me levantaré?  Más la noche es larga, y estoy lleno de inquietudes hasta el alba.”  Y otras veces parece que el tiempo corre  demasiado rápido. V 6 “Y mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor,  Y fenecieron sin esperanza.
4. echa tu ansiedad en Jesucristo. 1 Pedro 5: 17 “” solo Jesucristo puede darnos paz y gozo en nuestra alma.
5. No dejes que las circunstancias amarguen tu alma. V 11 “Por tanto, no refrenaré mi boca; 
Hablaré en la angustia de mi espíritu,  Y me quejaré con la amargura de mi alma.” recuerda que después de toda tormenta viene la calma y que después de toda noche oscura viene el amanecer.
6. Valora la vida por difícil que sea es un regalo maravilloso de Dios. V 15 “Y así mi alma tuvo por mejor la estrangulación,  Y quiso la muerte más que mis huesos.
7. Valórate. Para Dios tú y yo somos lo más precioso. V 17 ¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas,  Y para que pongas sobre él tu corazón,” si para el hombre no vales nada para Jesucristo eres como la niña de sus ojos. Salmos 17: 8 “Guárdame como a la niña de tus ojos;
Escóndeme bajo la sombra de tus alas
,
8. Cree que Dios te ama y el nunca haría algo para dañarte. V 20 “Si he pecado, ¿qué puedo hacerte a ti, oh Guarda de los hombres?  ¿Por qué me pones por blanco tuyo,  Hasta convertirme en una carga para mí mismo?” Jeremías 29: 11 `Porque yo sé los planes que tengo para vosotros--declara el SEÑOR-- ``planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.
9. No te sientas culpable. A través de la sangre de Jesucristo ya fuiste perdonado. V 21 ¿Y por qué no quitas mi rebelión, y perdonas mi iniquidad?  Porque ahora dormiré en el polvo,
Y si me buscares de mañana, ya no existiré.” cuando una persona siente que no ha sido perdonada se cree indigna y por esta razón le es difícil avanzar. La culpa es una carga demasiado pesada. Confiesa tus pecados y arrepiéntete de corazón Jesucristo está dispuesto a perdonarte. 1 Juan 1: 9 “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Jesucristo es el único que puede llenar nuestro corazón y darle un sentido verdadero a nuestra vida. Pide siempre la llenura del Espíritu Santo y podrás superar todos tus problemas.

      

domingo, 23 de noviembre de 2014

El Arte de Consolar. Job 6.

Cuando alguien está pasando por un momento difícil por lo general tratamos de consolarlo dándole consejos, evadiendo el tema o tratando de hacerlo feliz. Cuando por lo general todo lo que necesita esa persona es saber que no está sola que puede contar con alguien para que la escuche.
Cuando alguien está pasando por un momento difícil como la pérdida de un ser querido muchas veces no sabemos que hacer intentamos tantas cosas que finalmente aunque queríamos hacer algo bueno terminamos empeorando las cosas
Como practicar el arte de la consolación.
1. Aprende a escuchar. Habla menos y escucha más. El hablar para muchas personas es una forma de escape a su problema. 2: 13 “Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy grande.
2. Despójate de todo prejuicio. 6: 1-2 “Respondió entonces Job, y dijo: 6:2 ¡Oh, que pesasen justamente mi queja y mi tormento,  Y se alzasen igualmente en balanza!” no juzgues de manera anticipada a la persona que quieres consolar.
3. Trata de ponerte en sus zapatos. V 6-7 “”cuando una persona no ha pasado por la situación del otro muchas veces le es difícil entender. Cuando una persona nunca se ha enfermado le resulta muy fácil aconsejar y hasta cuestionar a quien ha caído en enfermedad.
4. Se comprensivo y compasivo lo que menos quiere el que está pasando por aflicción es que alguien llegue a juzgarlo. El anhela que alguien le ayude a encontrar una solución no que lo acabe de hundir. V 8-9 ¡Quién me diera que viniese mi petición,  Y que me otorgase Dios lo que anhelo,  6:9 Y que agradara a Dios quebrantarme;
5. No le restes importancia a su dolor. Tal vez para ti eso es algo normal pero para él es algo único. V 12-13 ¿Es mi fuerza la de las piedras,  O es mi carne de bronce?  6:13 ¿No es así que ni aun a mí mismo me puedo valer,  Y que todo auxilio me ha faltado?
6. Más que aconsejar has un proceso de acompañamiento. V 14-15 “El atribulado es consolado por su compañero;  Aun aquel que abandona el temor del Omnipotente. 6:15 Pero mis hermanos me  traicionaron como un torrente; Pasan como corrientes impetuosas
7. Sé Paciente y entiende su dolor. Una persona adolorida puede ser violenta. V 22-23 ¿Os he dicho yo: Traedme,  Y pagad por mí de vuestra hacienda;  6:23 Libradme de la mano del opresor,
Y redimidme del poder de los violentos?
8. Se prudente para hablar. No le digas de esa enfermedad murió un amigo. Muchas personas por querer llevar consuelo terminan aumentando su aflicción. V 27 “También os arrojáis sobre el huérfano,  Y caváis un hoyo para vuestro amigo.
8. Ora por él. En muchas ocasiones lo único que podemos hacer es callar y orar por esa persona que está pasando por aflicción. Santiago 5: 13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.

Antes de disponerte a llevar consuelo al que esta triste pídele a Jesucristo que te de sabiduría Para que de tu boca salgan palabras de vida y no de muerte. No permitas que de tu boca salga lo primero que se te ocurra, piensa muy bien antes de hablar.

      

sábado, 22 de noviembre de 2014

Vida con Cristo y sin Cristo. Job 5.

En este mundo solo hay dos formas de vivir con Cristo o sin cristo. Esto es una decisión que cada uno debe tomar para esto nos dio libre albedrío. Deuteronomio 30: 19 “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia
En la puerta de nuestro corazón están dos seres esperando a que le abramos y los dejemos entrar uno de ellos es Jesucristo. Apocalipsis 3: 20 “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” y el otro es satanás que nos espera con el pecado. Génesis 4: 7 “Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.
Cualquiera de los dos necesita nuestra autorización. No porque Jesucristo no tenga poder sino porque a él le aplacido darnos esa libertad.
Dios solo nos muestra las opciones las bondades y los perjuicios de la decisión que tomemos ya la decisión de a quien dejar entrar en nuestro corazón es nuestra.
Una vida sin Cristo.
1. Codicia y envidia. V 2 “Es cierto que al necio lo mata la ira,  Y al codicioso lo consume la envidia.” una persona sin cristo se vuelve insaciable entre más tiene más quiere y no le importa a quien daña con tal de conseguir su propósito.
2. Insatisfacción. V 3 “Yo he visto al necio que echaba raíces,  Y en la misma hora maldije su habitación.” una persona insatisfecha por lo general es infeliz. No disfruta lo que tiene por estar anhelando lo que no tiene. Esta desayunando con carne pero no disfruta porque está pensando que mejor hubiera sido desayunar con huevos. Se casa pero está pensando que mejor sería estar soltero.
3. Familia sin protección. V 4 “Sus hijos estarán lejos de la seguridad;  En la puerta serán  quebrantados,  Y no habrá quien los libre.” no puede confiar en sus hijos porque sabe que no son temerosos de Dios. Un padre sin cristo se vuelve sobreprotector. Nosotros no podemos estar en todo lugar con nuestros hijos pero confiamos que el que los cuida es Jesucristo y eso nos hace vivir mejor.
4. Nada dura en sus manos. V 5 “Su mies comerán los hambrientos,  Y la sacarán de entre los espinos, 
Y los sedientos beberán su hacienda.” hay personas que más se demoran en recibir su salario que ya no tienen nada. Y ellos mismos dicen: “la plata se nos hace agua”
5. Viven en angustia. V 6 “Porque la aflicción no sale del polvo,  Ni la molestia brota de la tierra.” la aflicción no es por casualidad ni sale de la nada. Se origina por no confiar en Dios. Solo Jesucristo nos puede dar paz en medio de la tormenta.
La mejor decisión que podemos tomar cuando estamos pasando por momentos de  aflicción es confiar en Jesucristo y dejar que él se encargue de nuestros problemas. V 8  “Ciertamente yo buscaría a Dios,  Y encomendaría a él mi causa;
Una Vida con cristo.
1. Puede disfrutar y esperar cosas inimaginables. Dios se mueve en lo sobre natural. V 9 “El cual hace cosas grandes e inescrutables,  Y maravillas sin número;” ese problema que humanamente no tiene solución con Cristo si lo tiene.
2. Dios se encarga de darnos lo necesario todo en su tiempo conforme a su voluntad. V 10 “Que da la lluvia sobre la faz de la tierra,  Y envía las aguas sobre los campos;
3. El humilde es exaltado. V 11 “Que pone a los humildes en altura, Y a los enlutados levanta a seguridad;” Dios nos da gracia delante de los demás, muchas puertas son abiertas.
4. Dios es quien da la Protección. V 12-13 “Que frustra los pensamientos de los astutos,  Para que sus manos no hagan nada;  5:13 Que prende a los sabios en la astucia de ellos, Y frustra los designios de los perversos.” muchas veces nos hace como invisibles para los ojos de nuestros enemigos. Esto no quiere decir que tenemos que exponernos innecesariamente.
5. Dios nos permite tener una buena vejez. V 26 “Vendrás en la vejez a la sepultura, 
Como la gavilla de trigo que se recoge a su tiempo.” Dios nos permite disfrutar los años que él nos tenga con vida.
Tener una vida con cristo no significa que no tendremos problemas. Tener una vida con Cristo significa que con el podremos superar cualquier adversidad que se nos presente.

Ya conoces lo que es estar con cristo y que es estar sin él. Recibir a Cristo en tu corazón o reconciliarte con el si por algún motivo te has apartado de su lado esa es tu decisión.

      

viernes, 21 de noviembre de 2014

Como salir de la depresión. Job 4

Todos en algún momento de nuestra vida pasamos por momentos de dificultad tanto que nos sentimos sin fuerzas y nos deprimimos con demasiada facilidad. V 5 “Más ahora que el mal ha venido sobre ti, te desalientas;  Y cuando ha llegado hasta ti, te turbas.
Jeremías también tenía momentos en los cuales ya no quería hacer nada hasta quería no seguir hablando de Dios. Jeremías 20: 9 “Pero si digo: No le recordaré ni hablaré más en su nombre, esto se convierte dentro de mí como fuego ardiente encerrado en mis huesos; hago esfuerzos por contener lo, y no puedo.
Pablo tenía miedo que después de ser el número uno, de ser quien ayudaba a muchos a encontrarse con Dios él se vaya a quedar. 1 Corintios 9: 27 “sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado
Jesucristo a través de su Santo Espíritu puede sacarnos de esos momentos de depresión pero nosotros debemos también poner de nuestra parte.
Como Salir de la depresión.
1. Recuerda siempre los buenos momentos de tu vida. V 3-4 “He aquí, tú enseñabas a muchos,
Y fortalecías las manos débiles;  4:4 Al que tropezaba enderezaban tus palabras,  Y esforzabas las rodillas que decaían.
2. Cree que ningún hijo de Dios se puede perder. Esto no quiere decir que no podemos pasar momentos difíciles. V 7 “Recapacita ahora; ¿qué inocente se ha perdido?  Y ¿en dónde han sido destruidos los rectos?” para un hijo de Dios todas las cosas que le pasan son para bien. Romanos 8. 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados
3. Ten la certeza que lo bueno que hayas hecho es lo que cosecharas. V 8 “Como yo he visto, los que aran iniquidad  Y siembran injuria, la siegan.” si eres un siervo de Dios con mayor razón debes estar tranquilo el servirle a Jesucristo no es en vano. Colosenses 3: 24 “sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.
4. Evita los pensamientos negativos. V 14 “Me sobrevino un espanto y un temblor, 
Que estremeció todos mis huesos;
5. Piensa en cosas positivas. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” en tu vida han sucedido muchas cosas maravillosas porque detenerte en las pocas cosas malas.
6. Aprende adaptarte a las diferentes circunstancias que se nos presentan en la vida. Esto no quiere decir resignación. Disfruta lo que tienes mientras luchas por algo mejor. Filipenses 4: 12 “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
7. Escucha buenos consejos y las correcciones. Proverbios 19: 20 “Escucha el consejo, y recibe la corrección,  Para que seas sabio en tu vejez.
8. Evita las malas conversaciones de los malos amigos. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” rodéate de personas positivas que te transmitan entusiasmo.
9. Evita la rutina o la monotonía. No necesariamente tienes que irte de paseo. El leer la biblia hace que nos llenemos de gozo. Jeremías 15: 16 “Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos.
10. Aprende de los errores. El aceptar que nos hemos equivocado y que queremos corregir también cambia nuestro estado de ánimo.
11. Cambia tu entorno. Organizar los muebles de manera diferente. Cambia de camino para ir a tu casa o trabajo. Cada día trata de hacer algo de manera diferente. Sonríe eso ayudara a cambiar el entorno con los demás.
12. Ocúpate en algo. El adagio popular dice: mente desocupada taller de satanás. El ocio es uno de los causantes para estar deprimido. La mente no se hizo para estar desocupada si tú no la ocupas en algo bueno. Ella por si sola busca en que ocuparse.
No dejes que los momentos de dificultad te depriman. Recuerda que los problemas son naturales y normales mientras estemos en este mundo. Con esfuerzo y con la ayuda de Jesucristo podremos salir victoriosos.


.