martes, 19 de junio de 2018

La Protección de Dios. Isaías 4.






Resultado de imagen para bendito sea jehova quien adiestra mis manos a pelearJesucristo quiere protegernos pero no debemos confundir protección con sobreprotección.
Sobreprotección es hacerle a nuestros hijos  o a quienes tenemos bajo nuestro cuidado todo lo aquellos necesitan, es evitarles cualquier esfuerzo o sufrimiento.
La sobreprotección lleva a las personas a convertirse en inútiles e incapaces para resolver sus problemas.
Una persona incapaz de resolver sus problemas está condenada a vivir siempre en fracaso. Ya que mientras estemos en este mundo siempre tendremos dificultades. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Jesucristo no va a quitarnos los problemas porque nos convertiría en unos inútiles incapaces de poder conseguir cualquier anhelo o deseo que tengamos.
Como nos Protege Dios.
1. Se convierte en sombra en nuestros días de mucho Calor. V 5 a “Y creará Jehová sobre toda la morada del monte de Sion, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día” esto significa que conseguir nuestras metas o proyectos no es fácil.
·         1.1. Jesucristo nos da Fuerzas para Avanzar. Isaías 40: 29 “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas” muchas veces las cargas no son para abandonarlas, son para llevarlas de ello depende nuestro éxito.
·         1.2. Nos da Paciencia. Romanos 5: 4 “y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” solo si sabemos esperar el momento oportuno sin desesperarnos podremos llegar a nuestra meta o conseguir nuestros propósitos.
·         1.3. Nos Exige. Josué 1: 6 “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.” los seres humanos por lo general tendemos a vivir en acomodamiento nos gusta la vida fácil, es necesario que alguien o algo nos exija a luchar por mejores cosas.
·         1.4. No acepta nuestras Excusas. Jeremías 1: 6-7 “Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande” las excusas siempre nos hacen quedar bien pero nunca nos dejan avanzar.
·         1.5. Nos Ofrece acompañamiento. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Jesucristo no nos evita pasar por las aguas o por el fuego pero si promete acompañarnos para salir victoriosos.
2. Se convierte en luz y Abrigo en nuestras noches de Frio. V 5 b “, y de noche resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá un dosel,” Jesucristo no nos quita los problemas pero nos ayuda a resolverlos.
·         2.1. Nos Entrena. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” Jesucristo no quiere prepararnos un mundo especial para nosotros, él quiere prepararnos a nosotros para salir victoriosos cuando nos enfrentemos al mundo.
·         2.2. Nos da Un propósito. 1 Corintios 9: 26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,” la única forma de enfrentar los problemas y salir victorioso es si tenemos un propósito claro que alcanzar.
·         2.3. Nos Impide Retroceder. Filipenses 3: 13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante” los problemas muchas veces quieren desanimarnos para lograr nuestros propósitos espirituales o seculares pero es Jesucristo quien nos impulsa para lograr lo que queremos.
Los padres de familia por lo general siempre confundimos protección con sobreprotección. Los padres debemos ser guías, entrenadores, acompañantes de nuestros hijos para que ellos aprendan a ser unos vencedores en todos sus problemas diarios.