lunes, 23 de abril de 2018

El Poder de las Emociones Sanas. Salmo 147






Resultado de imagen para emociones sanasLos seres humanos somos emocionales, tenemos emociones negativas y positivas.
Felicidad, tristeza, entusiasmo, enojo, agradecimiento, miedo, estrés, relajación, asombro.
Sentir emociones positivas o negativas es algo natural y normal en el ser humano.
lo más importante es el equilibrio entre estas emociones (cuántas emociones positivas y cuántas emociones negativas tenemos)
Los estudios de investigación demuestran que las personas que tienen mas sentimientos positivos tienen más capacidad de producir y de ser felices

Jesucristo está interesado en sanar nuestras emociones, cuando la biblia menciona al corazón no se refiere al musculo que bombea sangre en nuestro cuerpo, el corazón  simboliza a nuestras emisiones. V 3 “El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.
Los individuos emocionalmente equilibrados no viven lamentándose por los errores del pasado, ven los problemas como oportunidades y no dejan que las opiniones negativas de los demás determinen su felicidad o su forma de ser.
Un corazón sano o unas emociones sanas se reflejan en nuestro rostro y en nuestro comportamiento. Proverbios 15: 13 “El corazón alegre hermosea el rostro;  Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate
Como Mejorar o equilibrar nuestras Emociones.
1. No Hagas las cosas para agradar a los demás.  Una cosa es que los demás se beneficien de lo que nosotros hacemos y otra cosa es que lo que hacemos lo hagamos solo para tener contentos a los Demás. Gálatas 1: 10 “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo
Las personas que hacen las cosas por agradar a los demás por lo general siempre viven decepcionados y desanimados, en este mundo siempre encontrares dos tipos de personas unos que nos apoyan y otros que no les gusta y les molesta lo que hacemos.
2. Ama lo que haces. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” las personas que no aman o no valoran lo que hacen son inestables en sus emociones, cuando las alagan se presentan como luchadoras, cuando las critican ya no quieren hacer nada y todo proyecto lo desechan.
3. No esperes Recompensa de los demás. Colosenses 3: 24 “sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.” cuando esperamos recompensa de parte de los demás y no valorar lo que hacemos nos decepcionamos y nos desanimamos de lo que estamos haciendo.
4. Amate a ti mismo. Mateo 22: 39 “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” si no te amas a ti mismo tu comportamiento se verá afectado por el que dirán de los demás y esto te hará una persona inconstante.
5. Cambia tu manera de Pensar. Nosotros somos producto de lo que pensamos, la fe es positiva y es negativa si piensas que no puedes esa es tu fe por lo tanto nunca lo podrás lograr. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
Mientras estemos en este mundo es normal que tengamos momentos de dificultad, es normal que tengamos emociones negativas y emociones positivas lo que no es normal es que nos dejemos dominar por las emociones negativas, es necesario tener equilibrio.