martes, 19 de noviembre de 2013

La Protección de Dios. Génesis 49-50.

Dios es un Dios maravilloso el no hace las cosas a medias cuando alguien llega a ser su hijo y sobre todo toma la decisión de servirle Dios le da todos los recursos humanos, económicos y técnicos.
Esto no quiere decir que todo será color de rosa o que saldrá todo de manera muy fácil.
Así tengamos el respaldo de Dios debemos pasar por todos los procesos necesarios para crecer y desarrollarse hasta llegar a tener una vida de éxito.
Ningún proyecto importante se lo consigue sin esfuerzo.
Lo maravilloso con Dios es que en el trayecto que tenemos que transitar para lograr el propósito que Dios tiene establecido para nosotros él es quien se encarga de protegernos. No importa cuánto mal quieran hacernos Jehová convierte el mal en bien para nosotros. 50: 20 “Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.
El hecho de que seamos llamados y protegidos por Dios no significa que no tengamos problemas. Jesucristo no vino para acabar con nuestros problemas, Dios no va a preparar un mundo especial solo para nosotros el quiere es prepararnos a nosotros para que conquistemos el mundo. Isaías 43: 1-2 “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. 
43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Jesucristo no dice que nosotros no pasaremos por el agua lo que él dice es que si tenemos que pasar por el agua no nos preocupemos porque él estará con nosotros para ayudarnos a salir victoriosos.
Solo cuando estamos viviendo momentos de dificultad y tocamos fondo, cuando hemos acudido a todo el mundo en busca de una solución es que entendemos que no hay nadie más que pueda ayudarnos a parte de Jesucristo. Isaías 43: 11 “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.  43:12 Yo anuncié, y salvé, e hice oír, y no hubo entre vosotros dios ajeno. Vosotros, pues, sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios.
Ser elegido por Dios no solo significa que ahora todo lo tenemos y que solo podemos disfrutar de las maravillas de Jesucristo. Ser los elegidos por Dios significa que ahora Dios nos prepara para actuar de manera diferente a los demás, el hará que nos caractericemos por:
1. Saber perdonar. Génesis 45: 15 “Y besó a todos sus hermanos, y lloró sobre ellos; y después sus hermanos hablaron con él.
2. Ser humildes. Nunca creernos más que Dios. Génesis 50: 19 “Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios?
3. Ayudar a los demás mientras esté en nuestras manos hacerlo. 50: 21 “Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.
Una persona que tiene la protección de Dios tiene la capacidad de transmitir bendición a los demás en especial a sus hijos. 49: 28 “Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo
Una persona de bendición no es eterna pero puede disfrutar hasta los últimos minutos de su vida. 49: 33 “Y cuando acabó Jacob de dar mandamientos a sus hijos, encogió sus pies en la cama, y expiró, y fue reunido con sus padres.

No tengas miedo recuerda que Jesucristo está contigo donde quiera que estés el te cuida como a la niña de sus ojos lo único que él quiere de nosotros es obediencia y Adoración.



Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de Jesucristo: contactanos