domingo, 10 de noviembre de 2013

La Gracia de Dios. Génesis 39.


AUDIO.
Gracia es lo que hace que una persona sea agradable. La gracia de Dios es lo que hace que lo que hagamos nos salga muy bien de manera sobrenatural. 
La gracia de Dios hace que no importa bajo que circunstancias vivamos podemos ser prósperos. La prosperidad es mucho más que tan solo tener dinero. Tener abundancia de dinero convierte a una persona en alguien rico económicamente mas no quiere decir que sea prospera.
José estaba pasando por un momento difícil había sido vendido como esclavo. V 1 “Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá
Pero sabes que es lo más impactante que a pesar de estar como esclavo la palabra dice que él era prospero. V 2 “Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio” nunca hemos visto a un esclavo con grandes propiedades materiales que representen riquezas mas sin embargo José era prospero.
Una de las evidencias de que Jehová estuviera con él era que todo lo que hacía le salía bien. V 3 “Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.” que todo nos salga bien no quiere decir que nunca fallemos, esto quiere decir que así nos equivoquemos siempre podremos rectificar.
Solo estando con Jesucristo podremos tener gracia delante de los demás, el trabajo que hagamos contara con su respaldo y esto hará que otros confíen en nosotros. V 4 “Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.
Contar con respaldo de Dios es ser fuente de bendición para los demás, tal vez tú no eres un empresario pero por tu bendición la empresa donde trabajas es prospera. Emplear a un cristiano debería ser buen negocio. V 5 “Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo
Tener la gracia de Dios es ser responsable ante las personas con las cuales trabajamos. Si tu eres un hijo de Dios tu puntualidad y tu honorabilidad deben ser las que brillen delante de los demás. V 6 “Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia
La gracia de Dios nos lleva a ser fieles delante de Dios y de los demás. V 7 – 8 “Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.
El agradecimiento a todos los beneficios recibidos por Dios nos debe hacer actuar con rectitud y sobre todo a ser temeros de Dios. V 9 “No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?
 Es normal que en este mundo tengamos inconvenientes. V 20 “Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel” Jesucristo mismo dijo que en este mundo tendremos aflicciones. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Jesucristo nos enseño que el  siendo hombre pudo triunfar por lo tanto nosotros también lo lograremos.
No importa por las situaciones que tengamos que pasar Dios siempre estará con nosotros. V 21 “La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo
Tener la gracia de Dios significa que los demás pueden confiar en nosotros, porque no importa que estemos pasando siempre brillaremos por nuestra responsabilidad. V 23 “En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.
Con la gracia de Dios podemos conseguir lo que el dinero no nos puede dar. La gracia no solo nos da reconocimiento también nos da gozo, paz, bien estar y sobre todo nos da la verdadera prosperidad es decir nos da la capacidad de poder disfrutar de lo que tenemos sea mucho o poco.






Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de Jesucristo: contactanos