martes, 12 de noviembre de 2013

La Administración una forma de Vida. Génesis 41.

La administración puede ser entendida como la disciplina que se encarga de realizar una gestión de los recursos (ya sean materiales o humanos) en base a criterios científicos y orientada a satisfacer un objetivo concreto.
La administración más que una profesión o un título universitario es una forma de vida adecuada y organizada que nos permite alcanzar y mantener nuestros propósitos.
El verdadero arte de la administración solo nos la puede dar Jesucristo.
Un buen administrador es aquel que sabe organizar muy bien su parte económica, su salud y su tiempo, es decir el tiempo de vida que Dios le da.
Características de un buen administrador:
1. Ser Lleno del espíritu santo. V 38 “y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?
2. Ser prudente y sabio. V 33 “Por tanto, provéase ahora Faraón de un varón prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto.” el ser prudente me hace no gastar más de lo que gano.
3. Ser fiel con sus principios, con Dios y con los demás. 1 Corintios 4: 2 “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.
4. Ser Irreprensible, es decir alguien que no necesita que se le esté presionando para que haga lo que tiene que hacer. Tito 1: 7 “Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,” José era cumplidor de sus deberes. Génesis 39: 23 “No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.
5. Luchar por cada día ser mejor, ser mejor padre, mejor hijo etc.  1 Pedro 4: 10 “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” solo capacitándonos y esforzadnos llegamos a ser los mejores.
La clave para tener una buena administración es:
1. ser previsivo. V 35-36 “Y junten toda la provisión de estos buenos años que vienen, y recojan el trigo bajo la mano de Faraón para mantenimiento de las ciudades; y guárdenlo. 41:36 Y esté aquella provisión en depósito para el país, para los siete años de hambre que habrá en la tierra de Egipto; y el país no perecerá de hambre.” los buenos momentos nos deben servir para provisionar para los tiempos malos.
2. Rodearse de personas Idóneas que conozcan y amen nuestra visión. V 34 “Haga esto Faraón, y ponga gobernadores sobre el país, y quinte la tierra de Egipto en los siete años de la abundancia
Un buen administrador no actúa por emociones, todo lo prevé con anticipación. Lucas 14: 28 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
El provisionar no solo debe ser en lo económico también podemos prever para los tiempos malos cuando trabajamos fuerte en nuestra juventud, cuando aprovechamos los tiempos en los cuales nuestro cuerpo está sano.
No importa si eres el mejor siervo de Dios si eres desorganizado en tu sistema de administración puedes llegar a la quiebra. Este era el caso de aquel hijo de profeta que aunque era siervo de Dios al morir dejo a su familia metida en problemas económicos, los dejo con muchas  deudas. 2 de Reyes 4: 1 “Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.
La administración más que una profesión es una forma de vida, administrar es saber dar buen uso a las bendiciones que Dios nos ha dado.




Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de Jesucristo: contactanos