jueves, 7 de noviembre de 2013

Dios Bendice a Jacob. Génesis 35.

Todos queremos ser bendecidos por Dios hasta los malvados se encomiendan a Dios antes de hacer sus fechorías.
Para que Dios obre en nuestra vida se necesita mucho más que tan solo creer ya que hasta los demonios también creen. Santiago 2: 19 “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan
Dios esta tan interesado en bendecirnos tanto como nosotros en que él lo haga. Primero debemos entender que Dios está buscando un pueblo especial, un pueblo compuesto por hombres y mujeres enamorado de Dios. Juan 4: 23  Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren
Dios iba a bendecir a Jacob pero para esto necesitaba de algunas cosas tales como:
1. Levantarse y tomar la decisión de buscar a Jesucristo. V 1 “Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-él, y quédate allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú” cuando nosotros no conocemos de Cristo el nos busca y nos acerca a su presencia. Pero una vez siendo conocedores es necesario que nosotros lo busquemos. Proverbios 8: 17 “Yo amo a los que me aman,  Y me hallan los que temprano me buscan.
2. Quitar todos los dioses ajenos. V 2 “Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos” es  nuestra responsabilidad hacer que nuestra familia se quite de toda idolatría. No solo a las imágenes, cualquier cosa es que este por encima de Dios es idolatría, el trabajo, el deporte, la familia etc.
3. Levantar altar a Jehová. V 3 “Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino que he andado” cuando nos reunimos en familia o con otras personas para adorar a Dios estamos levantando altar. Nuestra motivación para congregarnos no debería ser la necesidad de un milagro, nuestra motivación debe ser el agradecimiento.
4. Cumplir los pactos que hacemos a Jehová. V 6-7 “Y llegó Jacob a Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo que con él estaba.
35:7 Y edificó allí un altar, y llamó al lugar El-bet-el, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano
.


Resultados del altar para Dios:
1. Nos protege de nuestros enemigos, sean humanos o espirituales tales como la enfermedad o la pobreza. V 5 “Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob
2. Dios cambia nuestro destino. V 10 “Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel
3. Dios prospera nuestro caminar. V 11 – 12 “También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos.
35:12 La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra.
Lo que más anhela Jesucristo es poder bendecirte, levántate y toma la decisión de buscarlo. El te está esperando con sus brazos abiertos.




Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de Jesucristo: contactanos