Traductor de Lenguaje.

domingo, 9 de junio de 2013

Los derechos de un cristiano. 1 Corintios 9.

Para muchos tal vez hablar de nuestros derechos delante del padre celestial es una herejía.
Pero la cuestión es que Jehová es un Dios de derecho, el es justo y galardona a cada quien conforme lo que haga. Apocalipsis 2: 23 “Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras
Cuando nosotros nos congregamos lo hacemos porque amamos a Jesús y nos gusta hacerlo y así no le pidamos un milagro él lo va hacer, por una razón, el es justo y mira tú esfuerzo y el mío. No es lo mismo acudir al templo que quedarnos durmiendo cómodamente.
Dentro de la justicia de Dios está en recompensar a quien le sirve de corazón y sobre todo a quien lo hace de tiempo completo. V 7 ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?
El que el siervo de Dios viva del evangelio no era una simple proposición de Pablo, es algo decretado por Dios. V 8-9 “¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley?
9:9 Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. Tiene Dios cuidado de los bueyes
,
La palabra de Dios es muy clara en cuanto al reconocimiento de sus siervos. V 14 “Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” Y esto es algo que también lo compartían los demás discípulos mateo 10: 9- 10 “No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10:10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.
Si un pastor dedica su vida para instruir al pueblo de Dios y sobretodo lo hace de manera muy eficiente es natural que tenga también beneficio de lo que hace. V 11 “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?
Los de Corinto eran personas pudientes pero también muy tacañas, por esta razón pablo prefería no recibir de ellos reconocimiento económico alguno. V 18 ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.
Pablo más adelante aclara que él no recibe salario de los de Corinto pero si lo hace de otras iglesias. 2 Corintios 11: 7- 8 ¿Pequé yo humillándome a mí mismo, para que vosotros fueseis enaltecidos, por cuanto os he predicado el evangelio de Dios de balde?  11:8 He despojado a otras iglesias, recibiendo salario para serviros a vosotros.
La salvación y el servicio a Dios es como una carrera, solo gana el que corre, no importa si llegas de primero o no, lo importante es que estés en la carrera; lo importante es que cuando corras siempre corras como para ganar. No dejes que los prejuicios de otros cristianos detengan tu correr. V 24-25 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.  9:25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.
Dios es justo y mira el trabajo de cada uno para galardonar, ¿porque tú no haces lo mismo? Mira al pastor de tu congregación analiza todo lo que él  hace. Y pregúntate ¿Por cuánto tú harías lo mismo? Si tú consideras que deberían reconocerte lo que haces, entonces porque te admiras que al siervo de Dios se le reconozca su trabajo.





                                                                          SÍGUENOS EN: 

Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.